Noticias de Chihuahua.- Las enfermedades bucales constituyen uno de los principales problemas de salud pública y se presentan en toda la población, sin distinción de edad o nivel socio-económico, por esta razón, la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Chihuahua exhorta a la ciudadanía a seguir las recomendaciones que emite la dependencia estatal e inculcar los buenos hábitos higiénicos bucales dentro de la familia.

Estas enfermedades se manifiestan desde los primeros años del individuo y sus secuelas producen efectos incapacitantes de orden funcional, sistémico y estético por el resto de la vida de los afectados. Es importante que desde pequeños se inculque la adopción del cepillado diario de dientes, el uso de hilo dental, enjuague bucal y visita frecuente con el dentista, con el objetivo de mantener una buena salud o detectar deficiencias alimenticias, afeccione e infecciones microbianas, desórdenes inmunes y lesiones.

Según información del área de Salud Bucal de la Subdirección de Medicina Preventiva, las enfermedades bucales de mayor prevalencia son la caries dental y la enfermedad periodontal que afecta a más del 90% de la población.

La caries dental y la enfermedad periodontal son focos de infección que son factores de riesgo para otras enfermedades como son la fiebre reumática, enfermedad, respiratoria aguda y la diabetes.

La mayoría de las enfermedades bucales pueden ser controladas con medidas preventivas y un diagnóstico temprano, por lo que la Secretaría de Salud a través del Programa de Salud Bucal dispone de consultorios de estomatología en los diversos centros de salud de la entidad, para atender a todo aquel que lo requiera y lo solicite, de forma gratuita.

Es importante cepillar correctamente los dientes y encías tres veces al día, tener una alimentación correcta basada principalmente en frutas y verduras, cambiar el cepillo dental cada 3 meses, visitar al dentista por lo menos cada 6 meses y eliminar los hábitos nocivos como el tabaquismo, consumo excesivo de azucares y golosina.

Para cepillar correctamente los dientes se debe colocar el cepillo sobre el diente y la encía, los dientes de arriba se cepillan hacia abajo y los de abajo hacia arriba, los molares y premolares con movimientos circulares y la lengua de atrás hacia adelante.