Noticias de Chihuahua.- Leucemia y linfomas en diversas partes del cuerpo, afecciones que se concentran en niños de entre 3 y 6 años de edad, informó el gobierno estatal, relacionados con cáncer infantil cuyo número de casos llega a 288 en los últimos cinco años.

Dentro del marco del Día Internacional de la lucha Contra el Cáncer Infantil se establece que es una enfermedad poco común en México y particularmente en Chihuahua, sin embargo oncólogos y pediatras coinciden que la falta de actividad física, la exposición a productos químicos y sobre todo una mala alimentación son principales causantes de esta enfermedad.

Al respecto, el director del Hospital Infantil y de Especialidades, Sergio Elizalde, explicó que los principales síntomas en los niños son fiebre, palidez progresiva, pérdida de apetito, dolores articulares y presentan infecciones constantemente por la baja de las defensas, dolores de cabeza y vómito.

“La alimentación y el ejercicio es importante, pero también el control del niño sano. Cuando nosotros detectamos un problema quiere decir que ya tiene tres o cuatro meses de evolución, pero si se detecta en el control del niño sano se acorta hasta tres meses la evolución y la etapa de la enfermedad” explicó.

Asimismo, comentó que los dos principales tipos de cáncer corresponden a la leucemia linfoblástica, la cual que si se detecta a tiempo es muy posible obtener una recuperación, mientras que la leucemia mieloblástica tiene un alto porcentaje de recaída y es mucho más agresiva.

Elizalde señaló que el cáncer se divide en cuatro etapas; la primera de ellas corresponde a la identificación de tumoraciones en una sola parte del cuerpo, mientras que la etapa dos y tres las tumoraciones se encuentran en otras partes del cuerpo y en los casos más avanzados los tumores llegan a la médula ósea o al cerebro.

“Si nosotros detectamos a un niño en etapa uno, las posibilidades de curación van al 90 por ciento, mientras que el resto de las etapas tienen menor posibilidad de curarse y tardan más tiempo de tratamiento, costo y las posibilidades de fallecer”, comentó.

Por ello, enfatizó en mantener una buena alimentación, pues existen alimentos que parecerían inofensivos, como papas fritas o carne asada, pero estos causan un problema a la salud, pues se estima que la ingesta de estos productos están relacionados en mayor medida con la aparición de tumores malignos.

Esto debido a que las papas fritas que han sido cocinadas con aceite reutilizado comienza a descomponerse al quemarse y genera una sustancia altamente nociva para la salud, situación que acontece de la misma forma con la carne asada, ya que la grasa se mezcla con el carbón y genera una sustancia tóxica que se pega a la carne.

Sin embargo, no obstante que no está totalmente claro qué alimentos producen cáncer, el doctor Elizalde dijo que es recomendable evitar el consumo de comida con altas cantidades de conservadores como los embutidos y enlatados.