Noticias de Chihuahua.- Lo primero que los elementos de la Policía Estatal Única le dijeron a los elementos municipales, es que quienes no aprobaran los exámenes de control de confianza iban ir directo a la SEIDO. “Oiga, si le dicen eso a sus elementos ¿cómo se van ir a Chihuahua, si no les dicen que van a regresar?, ¿entonces cómo?” cuestionó el presidente de Nuevo Casas Grandes.

La alcaldesa de Casas Grandes, Yesenia Guadalupe Reyes, señaló que la misma situación fue la que sucedió con sus elementos. “Tengo un total de 26 policías a mi cargo y que tampoco les han explicado de manera clara y precisa qué es lo que va a suceder con ellos; llegaron las autoridades estatales a la comandancia, desarman a los policías y les dicen que tiene una hora para subirse al camión que los llevaría a Chihuahua y que el que no se suba automáticamente está dado de baja”.

“Este temor -porque así se le puede llamar ahora- lo originamos nosotros combinado con Gobierno del Estado, porque hubo muchas de los elementos estatales y ni nosotros como alcaldes, ni ellos con el abogado que traían, pudieron contestar esas preguntas se les fueron acumulando a ellos (los elementos municipales); no supieron contestar qué pasaba con el elemento que decidiera no irse o qué pasaría con la antigüedad que tienen” agregó.

Precisó que hay que dejar en claro que ni los elementos ni las Presidencias Municipales están en contra de ir a los cursos de capacitación ni muchos menos; “nosotros no vamos a decidir por ellos, pero la postura de ellos es que quieren capacitarse y ser mejores elementos, pero no garantizarles que regresen, no es una buena respuesta” dijo la alcaldesa, añadiendo que solicitaron una reunión con el fiscal general del estado, César Peniche, pero que les dijo que esa decisión no está en sus manos.

“Nosotros queremos una comunicación directa con Gobierno del Estado, poder decirles la situación real de cada municipio, pero hasta la fecha no ha venido ninguna persona que pueda decidir sobre esto” dijo Reyes Calzada.

Jesús Noé Mendoza Ochoa, alcalde de Gómez Farías, dijo que la situación se dio de la misma manera, que no se les informó de manera correcta lo que iba suceder con los elementos de la Policía Municipal.

“En ese hecho los policías me dijeron qué estaba pasando, lamentablemente les dije que no sabía qué era lo que pasaba y nunca explicaron nada en concreto. En ese caso, entre los mismos elementos estatales se distorsionó mucho la información y al no haber garantías para los policías, no los podemos dejar ir así como así” dijo el alcalde.

“No les dijeron nada, no había un documento con el que me respaldaran qué era lo que iba a suceder con los elementos, los estatales no garantizaron nada, no se apersonan los jefes y entonces dejan más dudas que respuestas” expuso.

El presidente de Nuevo Casas Grandes, David Martínez Garrido, dijo que les dijeron: “más les vale que se vayan, porque ustedes van a la SEIDO, todos ustedes están inmiscuidos en el narcotráfico”.