Noticias de Chihuahua.- Dentro de los festejos por el XIX Aniversario de Paquimé como Patrimonio Cultural de la Humanidad que se realizó el día de hoy en el vestíbulo del Museo de las Culturas del Norte, se le dio reconocimiento a custodios que disfrutan de su jubilación asi como a custodios que se han adelantado en este camino de vida.

Estos reconocimientos fueron entregados a los familiares mas cercanos de los primeros custodios y también a algunos de los custodios que ya se encuentran jubilados los que recibieron un reconocimiento fueron los siguientes:

Biviano Becerra Primer Guardián Laboro en 1928 Reconocimiento Póstumo
Ricardo Varela Segundo Guardián 1928-1931 Reconocimiento Póstumo
Marcos Galaz Custodio de Zona 1932-1962 Reconocimiento Póstumo
Román Camacho Jaquez Custodio de Zona 1959-1980 Reconocimiento Póstumo
Manuel Homero Esparza Salcido Custodio de Zona Reconocimiento Póstumo
Baltazar Alvarado Varela Custodio de Zona Reconocimiento Postumo
Isidro López Escárcega Custodio de Zona 1994-2004 Reconocimiento Postumo
Manuel Sing Soto Custodio de Zona 1987-2014 Reconocimiento Postumo
Gilberto Esparza Yañez Custodio de Zona 1987-2010 En Retiro
Homero Esparza Yañez Custodio de Zona 1987- En Retiro
José Dolores Parra Armendariz Custodio de Zona 1987-2009 En Retiro
Melquiades Carrasco Hernández Custodio de Zona 1973-2005 En Retiro

Además Luego de estos reconocimientos se proyectó una pequeña parte de un video documental acerca las primeras excavaciones realizadas en esta importante zona arqueológica, material audiovisual proporcionado por la asociación estadounidense “Amerind Foundation”.

Se considera que durante la época de esplendor de la Cultura Casas Grandes, aquí en Paquimé vivieron más de tres mil personas. En este lugar convergieron tradiciones culturales tan lejanas como las del Desierto, las de Occidente y del Centro de México, generando una cultura distintiva.

Sus formas de organización social, sus estrategias de supervivencia, el manejo de sus recursos naturales, su sistema religioso, sus manifestaciones artísticas y los vestigios de su arquitectura han significado un símbolo de inspiración para la cultura contemporánea.

Cada año, en el Museo de las Culturas del Norte se realizan diversas actividades y eventos para realzar esta fecha, ya que esta declaratoria le ha dado a este sitio un importante reconocimiento a nivel internacional, posicionándolo como un testimonio excepcional de las relaciones entre los Pueblos del Norte de México y Mesoamérica, que ofrece evidencia única de la construcción con tierra y del su ensamble arquitectónico.