Noticias de Chihuahua.- En su mensaje, el jefe del Ejecutivo expresó que es necesario que todos los sectores que conforman el consejo unan esfuerzos para reunir la bolsa de recursos que le corresponde a la instancia estatal, para acceder a dinero federal de los programas de seguridad que estaban programados para 2016.

“Traemos un problema de 137 millones de pesos por recuperar los recursos federales de lo que fue un subejercicio anterior, que el gobierno anterior no puso y que hoy nos impide obtener 250 millones de pesos del Gobierno Federal, a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública”, explicó.

El gobernador manifestó que es de gran interés para su administración recuperar los recursos porque con lo que se le dará al estado de Chihuahua en el presente año, se tendría la posibilidad de avanzar en infraestructura como equipamiento de patrullas, creación de laboratorios y centros de inteligencia, entre otros aspectos.

Adelantó que buscará establecer convenios con diversas instancias, entre ellas los empresarios, para lograr los convenios que le permitan a Chihuahua no dejar los apoyos del Gobierno de la República.

El mandatario informó que estuvo presente una representante del Sistema Nacional de Seguridad Pública y celebró que por primera vez se contó con la presencia de defensores de los derechos humanos en la reunión.

“Vamos hacer del Consejo Estatal de Seguridad Pública un espacio de construcción, de aportaciones para generar las políticas públicas que requiere el problema de inseguridad en nuestro estado, de manera coordinada con los demás órdenes de gobierno”, declaró.

Anunció que las reuniones serán por lo menos una vez al mes de forma ordinaria, además de las sesiones extraordinarias a las cuales se convocará cada que la situación así lo amerite.

Por su parte el fiscal general, César Augusto Peniche, compartió que en la administración pasada los recursos se utilizaron para gasto de equipamiento de la oficina de la Fiscalía, en vez de emplearlos en infraestructura de seguridad, para terminar con esta práctica el fiscal dio a conocer que con los recursos de 2017 se construirán áreas de resguardo de evidencias tanto en Chihuahua como en Juárez, inexistentes hasta ahora.

Anunció que se retomarán los trabajos del Cereso productivo, para crear una verdadera reinserción social en actividades como crear mobiliario de madera para el propio Gobierno del Estado, o la confección de uniformes para el personal del sector salud, entre otras acciones.