Noticias de Chihuahua.- Puerto Palomas, Chihuahua, que por años fue el punto de mayor cruce de migrantes a Estados Unidos, dejó de serlo, debido al crimen organizado que controla el trasiego de drogas por este punto, aunado a las fuertes medidas antiinmigrantes del vecino país.

Este pueblo, habitado por 5 mil personas, ubicado a 150 kilómetros de Ciudad Juárez, que antes tenía mucha prosperidad debido a la migración, está muriendo lentamente pues prevalece el miedo por la inseguridad.

En este lugar histórico, que fue testigo de la batalla que libró Francisco Villa al invadir Columbus, Nuevo México, también las casas están siendo abandonadas.