Noticias de Chihuahua

Veracruz está obligado a vencer al Cruz Azul

Noticias de Chihuahua.- El lateral Marcelo Alatorre, de los Tiburones de Veracruz del fútbol mexicano, aseguró hoy que, aunque suene repetitivo, su equipo está obligado a vencer el próximo viernes al Cruz Azul en el torneo Clausura 2017 y para eso trabaja.

“Sabemos de la importancia de lo que viene para la siguiente semana, es un partido de vida o muerte para nosotros, debemos sumar tres puntos en casa, suena repetitivo, pero tenemos que seguir trabajando”, dijo.

El Veracruz del entrenador Juan Antonio Luna suma tres victorias, siete derrotas y nueve puntos luego de 10 apariciones en el Clausura, lo cual tiene al conjunto en el penúltimo lugar de la clasificación, pero su grave problema es ser el último en la tabla de cocientes que decidirá el descenso en mayo próximo.

Al referirse a la fecha FIFA que causó un receso en la liga, el jugador explicó que fue una oportunidad para corregir los puntos flacos.

“Fue buena para reparar lo que hemos dejado de hacer, los detalles; el equipo está trabajando a marchas forzadas para encarar el siguiente encuentro”, reiteró.

Según Alatorre, el nombramiento de Luna como entrenador luego de la salida por problemas de salud del chileno Carlos Reinoso ha sido positiva porque se trata de un hombre con experiencia en el grupo.

“Ya tiene conocimiento de los jugadores, (tras su llegada) veo una cara distinta a todos los compañeros, tratando de ganarse un lugar”, concluyó.

Esta noche Luna dividió el equipo en dos partes, con los posibles titulares del próximo viernes en un lado y los suplentes en otro y utilizó un partido simulado como recurso para comenzar a plantear su estrategia ante Cruz Azul.

“El profe sabe y trata que permanezcamos bien parados para buscar oportunidades de gol, se ha trabajado en la parte ofensiva y debemos hacer goles para que el equipo funcione y rescatar los puntos”, concluyó Alatorre.

Veracruz recibirá a Cruz Azul en el inicio de la duodécima jornada del torneo Clausura 2017 en la que jugará a puertas cerradas para pagar una sanción por actos violentos de sus hinchas.