Noticias de Chihuahua.- Ante las acusaciones que pesan sobre el ex gobernador de Chihuahua César Duarte, quien es perseguido por la justicia, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI pidió a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria que acelere el proceso que hay en contra del ex mandatario al interior del instituto político.

El consejero político nacional del PRI, Armando Barajas, advirtió que si en un periodo de tres días Justicia Partidaria no actúa, acudirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a interponer un recurso de protección de los derechos político-electorales del ciudadano, para que así se exija al órgano partidista que actúe sobre el caso.

El 22 de julio de 2016 Armando Barajas solicitó a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, que encabeza Fernando Elías Calles Álvarez, suspender los derechos como militante de César Duarte, como una medida precautoria, debido a las acusaciones de corrupción que existían en su contra.

El presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, se comprometió a que antes de que Duarte Jáquez concluyera su mandato en Chihuahua, el caso quedaría resuelto al interior del partido, posteriormente declaró que habría anuncio antes de concluir diciembre de 2016. Ninguna de las dos cosas ocurrieron.

Actualmente César Duarte es perseguido de la justicia. La Interpol emitió una ficha roja para buscarlo en alrededor de un centenar de países.

Mediante un comunicado, el CEN del PRI difundió que se pidió a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria analizar el caso Duarte Jáquez y proceder en función de lo que establecen los estatutos del organismo político, todo con estricto apego a derecho y con plena autonomía institucional.

“[El CEN del PRI] exige que las autoridades hagan las investigaciones necesarias, con cabal apego a las leyes, guardando el orden institucional y velando por el interés superior de la sociedad chihuahuense y del pueblo de México”, señaló el partido.