Noticias de Chihuahua.- En una de las fotos, un oso polar aparece aparentemente hincado junto a una cruz, en una pose descrita como “de reverencia”.

La joven de 22 años señaló que su primer pensamiento fue de sorpresa y pensó que el animal salvaje “estaba rezando”.

“Me sentí muy sorprendida. Más que sorprendida, de hecho”, señaló la residente de los territorios norte de Canadá.

En total, la mujer tomó unas 200 fotos del oso, pero esta se llevó el premio.