Noticias de Chihuahua.- Marjorie de Sousa está planeando el bautizo de su hijo sin la participación de Julián Gil, padre de su bebé, lo que indica una grave situación entre la pareja.

Fuentes cercanas aseguran que hubo varios factores que afectaron la relación entre la actriz venezolana y Julián: el primero una depresión postparto que alteró el estado emocional de Marjorie, y también se dice que la exigencia de la actriz de que Julián rechazara un programa deportivo en el que participa en Univisión, ya que esto representa una constante ausencia del hogar.

Se sabe que el lugar de Julián en la ceremonia de bautizo de Matías lo ocupará el hermano de Marjorie, aunque se espera que el actor sí asista a ese importante momento en la vida de su hijo.