Noticias de Chihuahua.- Más de 28 millones de litros de leche, buena parte contaminada con brucelosis y tuberculosis, ha entrado al estado de Chihuahua desde febrero a la fecha, para ser procesada y distribuida, lo que ha generado un problema de salud pública y de mercado, pues se ha desplazado a los productores locales que ofrecen mayor calidad en su producto.

Una sola empresa de fuera del estado de Chihuahua ha ingresado 2 millones 500 mil litros de leche, en 93 viajes, de los cuales 92 se han entregado en la empresa Reny Picot, deshidratadora que vende su producto a la paraestatal Liconsa, mientras que un camión más fue comprado por Alpura.

A la empresa se le detectó la semana pasada, mediante el cerco sanitario recién implementado por la Secretaría de Desarrollo Rural, tratándose de una pipa con 57 mil litros de leche contaminada con brucelosis y tuberculosis, así como agentes químicos añadidos que la hacen peligrosa para el consumo humano.

El cerco se implementó ante la presión de más de 2 mil productores lecheros locales, que han visto cómo se ha desplomado el precio en el mercado del producto, inferior a su costo de producción en Chihuahua.

De acuerdo con datos de la Unión de Productores Lecheros de Chihuahua, diariamente se introducen a la entidad entre 600 mil y 700 mil litros de leche, cantidad similar a la que se produce al día a nivel local, debido a que el producto no se coloca en los mercados de la región de La Laguna y el estado de Jalisco.

Tras un estudio realizado por los productores desde la instalación del punto de revisión en Jiménez, el pasado mes de febrero, 38 empresas, particulares y establos de otras entidades, mandan leche a Chihuahua que no se logra vender fuera de la entidad.

El envío a Chihuahua es principalmente para la deshidratadora de Liconsa, ubicada en el corredor Cuauhtémoc-Riva Palacio, en menor medida para otras industrias como Alpura, Quesos Finos y Dos Lagunas, instaladas en la región lechera de la entidad.

En el mes de febrero ingresaron un promedio diario de 678 mil 216 litros provenientes de otras entidades, para marzo la cifra disminuyó a 632 mil litros por día y en lo que va del mes de abril el promedio al día es de 536 mil litros.

La leche que llega de fuera, por su manejo, grado de calidad y contaminación, llega a ser adquirida a un precio hasta 30 por ciento menor a la que se produce en Chihuahua, pero representa riesgos para la salud.

A los productores locales les llega a costar casi siete pesos producir cada litro de leche, mientras que la leche foránea es adquirida por los grandes compradores del producto a cuatro pesos o menos.

El sector lechero de Chihuahua aporta unos 4 mil 500 millones de pesos al Producto Interno Bruto, según datos oficiales de la Secretaría de Desarrollo Rural, con más de mil millones de litros al año, los empleos y la riqueza que genera están en riesgo con el ingreso de producción de fuera de la entidad.