Noticias de Chihuahua.- Al menos 28 funcionarios de primer y segundo nivel y mandos medios del gobierno de Chihuahua, entre ellos el gobernador Javier Corral Jurado, tienen parientes directos y políticos que cobran en la nómina del gobierno estatal.

Una revisión realizada por El Diario de Chihuahua revela que el mandatario,
varios de sus secretarios, coordinadores de área, directores, jefes de departamento y políticos panistas en cargos directivos o de elección popular, tienen parientes trabajando en la administración estatal.

Bajo las órdenes directas de Corral Jurado, por ejemplo, se encuentra su cuñada, Yadira Zelene Ortiz Gamboa, hermana de su esposa Cinthia Aideé Chavira Gamboa.

Su plaza es de secretaria de Titular de Dependencia en el despacho del Ejecutivo, dato que aparece en el directorio de extensiones del gobierno publicado en el portal oficial chihuahua.gob.mx . Además, El Diario corroboró el dato a través de una llamada telefónica en la que ella misma se identificó.

Otros funcionarios de primer nivel con familiares en el gobierno son: César Jáuregui Robles, secretario General de Gobierno; Gustavo Madero Muñoz, coordinador ejecutivo de Gabinete; el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez; la secretaria de Desarrollo Municipal, Rocío Reza Gallegos; el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana Silveyra; y el coordinador de Comunicación Social, Jesús Antonio Pinedo Cornejo.

Pablo Ignacio Montes, director de Recursos Humanos del gobierno estatal, explicó al rotativo que si bien la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del estado menciona que los funcionarios deben abstenerse de seleccionar, nombrar, designar o contratar a algún otro servidor cuando tiene interés personal, familiar o de negocios, no se establece límites en el grado de parentesco.

Y de los puestos que están cercanos al gobernador, dice que deben ser designados directamente por él o su equipo más cercano, como el secretario particular, porque son puestos de confianza.

“Son los que de alguna forma designan a la gente que va a estar colaborando en su despacho, dado que el despacho del gobernador trata asuntos que son confidenciales y que únicamente son del conocimiento de él, hasta que él no decida hacerlo del conocimiento de otros secretarios o de otros elementos dentro del Gobierno”, explicó.

Sin embargo la cuñada de Corral no es la única de sus familiares que trabaja en la estructura de Gobierno, hay cuatro más. Y en la revisión que hizo el rotativo halló a 76 personas que son familiares y ocupan diversos cargos públicos y la mayoría ocupa puestos de primer nivel y de confianza.

La información publicada proviene de dependencias han hecho públicos los daros en sus sitios de Internet y en el directorio telefónico publicado por el gobierno estatal, así como información proporcionada por fuentes al interior del gobierno y corroborada por El Diario.

Los parientes del gobernador que cobran en la nómina estatal son: su concuño Carlos Alejandro Silva Carrasco, esposo de Yadira Zelene Ortiz Gamboa, así como los hermanos Jorge Antonio y Ramón Alberto Gamboa Armendáriz, primos hermanos de Cinthia, esposa de Corral.

Carlos Alejandro trabaja en el Departamento de Ganadería de la Secretaría de Desarrollo Rural, Jorge Antonio es asesor técnico en la oficina del director de Gobernación que depende de la Secretaría General de Gobierno; y Ramón Alberto, es coordinador de Recaudaciones de Rentas en el estado, puesto que depende de la Secretaría de Hacienda.

Además el gobernador nombró como su secretario particular a José Alberto Luévano Rodríguez, compadre de Ramón Alberto y su esposa Claudia Rocío Javalera Tarín, quien es secretaria en la Coordinación General del DIF municipal de Chihuahua.

Hay más: La esposa de José Alberto Luévano –Diana Sofía Guerra Rivera– fue contratada también como jefa de Departamento de Servicios de Seguridad Privada en la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con el artículo 23, inciso 12 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Chihuahua los funcionarios públicos deben a “abstenerse de intervenir o participar en la selección, nombramiento, designación, contratación, promoción, suspensión, cese o sanción de cualquier servidor público, cuando tenga interés personal, familiar o de negocios en su caso”.

En tanto que el Código de Ética implementado por el ejecutivo estatal menciona, entre otros preceptos, que los servidores públicos deberán desempeñarse sin favoritismos personales, partidistas o de grupo, así como conducirse con rectitud.

“… sin utilizar mi empleo, cargo o comisión para obtener algún beneficio o ventaja personal, ni aceptar o buscar dádivas de cualquier tipo, debido a que cualquier cargo público implica un alto sentido de austeridad y vocación de servicio”, menciona el noveno inciso.

Red familiar

El segundo en jerarquía después de Javier Corral, el secretario General de Gobierno, Sergio César Alejandro Jáuregui Robles coincide en la nómina con su hermana Brenda Leticia Jáuregui Robles, jefa de departamento de la Coordinación de Atención Ciudadana en la Secretaría de Educación y Deporte.

Otro funcionario de primer nivel con parientes en el gobierno y quien fue incorporado además en un cargo creado en este gobierno, es Gustavo Madero Muñoz. Su esposa María Eugenia Falomir Morales, trabaja como directora de Grupos Vulnerables en la Secretaría de Desarrollo Social; y uno de sus primos en segundo grado, José Antonio Villalobos Madero, es jefe de División de Suelo e Infraestructura de la Coesvi.

Teresa Fuentes Vélez, hermana del secretario de Hacienda Arturo Fuentes Vélez, es directora de Alimentación y Desarrollo Comunitario en el DIF estatal.

En el caso de la secretaria de Desarrollo Municipal, Rocío Reza, su esposo Marco Antonio Ordoñez Hernández se desempeña como director administrativo del DIF estatal; su hermana Rubí Mariana Reza Gallegos, está contratada en calidad de “personal especializado” de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, donde se desempeña como vocera.

Además, César Enrique Juárez, pareja de Rubí, es procurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en el DIF estatal; y Sandra Lorena Reza Corona, prima de la secretaria de Desarrollo Municipal, es capturista de datos en el Registro Público de la Propiedad.

Víctor Quintana, quien fue expulsado de Morena luego de apoyar el proyecto de Corral en la campaña electoral, tiene en el gobierno estatal a su hermana Cristina Quintana Silveyra, quien es directora de Operaciones del Instituto Chihuahuense de Infraestructura Física Educativa (Ichife), organismo de la Secretaría de Educación y Deporte.

Otro funcionario de primer nivel que tiene familia en la administración estatal es el coordinador de Comunicación Social, Jesús Antonio Pinedo Cornejo, cuyo hijo Pablo Pinedo Díaz, trabaja en el Departamento de Contabilidad de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) de Ciudad Juárez. Y la lista sigue.

No hay nepotismo: Corral

El experto en desarrollo político-electoral del estado, Gerardo Cortinas Murra, ha calificado como “nepotismo azul” la contratación de parientes en el gobierno actual. Sin embargo, hace unas semanas, al ser cuestionado sobre los casos de la esposa de Gustavo Madero y la hija de Patricia Terrazas Baca, Corral Jurado negó que en su administración existan casos de nepotismo y hasta pidió tener muy en claro esta figura.

“En nuestra administración no hay nepotismo, hay que tener muy claro de qué se trata esa figura”, dijo en una conferencia de prensa en la que explicó que tan sólo en el caso de la esposa de Gustavo Madero él hizo directamente el nombramiento y no su coordinador de Gabinete.

Según el director de Recursos Humanos, los funcionarios deben abstenerse de seleccionar, nombrar, designar o contratar a algún otro servidor cuando tiene interés personal, familiar o de negocios, y no se establecen límites en el grado de parentesco.

En estos casos, dijo, sólo se vigila que no exista entre los familiares una dependencia jerárquica o que trabajen en el mismo departamento o unidad administrativa.

Sin embargo, para el experto en desarrollo político-electoral del estado, Cortinas Murra, más allá de lo que establece la ley, desde su punto de vista el nepotismo comprende la designación de un familiar de un funcionario público, con total independencia de que dicha designación sea directa o indirecta; es decir, que sea nombrada por el funcionario familiar o por un funcionario que depende de él.

“La finalidad de erradicar el nepotismo es, precisamente, evitar la influencia de familiares en la vida política del Estado y/o Municipio”, subraya.

El Código Municipal de Chihuahua, dijo, es más preciso en su regulación respecto a los casos de nepotismo ya que establece que para ser funcionario en ese nivel se requiere “no ser cónyuge, pariente consanguíneo o afín, en línea recta, sin limitación de grado o colateral por consanguinidad, dentro del cuarto grado o por afinidad dentro del segundo, del presidente municipal, del presidente seccional, de los regidores o del síndico”.

Por ello considera urgente una reforma a la Ley de Responsabilidades y, en especial, precisar el alcance de la prohibición en la contratación de familiares, porque el nepotismo en Chihuahua está reglamentado de manera deficiente y evidentemente en estos casos existe un conflicto de interés.