Noticias de Chihuahua.- El espíritu empresarial y la pasión por la conservación del medio ambiente han hecho ganar más 10 mil dólares a un jovencísimo estadounidense.

A los siete años de edad, Ryan Hickman ya es presidente, gerente y empleado de su propia compañía, Ryan’s Recycling Company.

Desde los tres años y medio de edad este niño, que reside en San Juan Capistrano (California), recoge envases reciclables de sus vecinos y clientes. “He reciclado 200 mil latas y botellas”, afirmó Ryan a ABC7.

El negocio comenzó a raíz de que Ryan fuera por primera vez con sus padres a un punto de recogida de basura reciclable. “Le gustaba mucho meter latas y botellas en la máquina y recibir dinero a cambio; quedó enganchado”, relató su padre, Damion.

Desde entonces el menor separa cada semana la basura y la entrega en los diferentes contenedores con ayuda de su padre.

Sus progenitores guardan las ganancias de Ryan en una cuenta especial y quieren que el pequeño ahorre para la universidad, pero su sueño es comprarse un camión de basura de verdad cuando sus ahorros le alcancen.

El chico también vende camisetas de su compañía a través de su página web. Lo que consigue lo dona al Centro de Mamíferos Marinos del Pacífico, en Laguna Beach. “Para que los leones marinos tengan alimentos y medicamentos”, explicó.

Los padres de Ryan aseguran que es muy importante para su hijo que las latas y botellas no acaben el océano.

El joven, quien recibe mensajes de apoyo de diversas partes del mundo, quiere inspirar a los demás. “Si reciclan, sigan haciéndolo. Si no, qué empiecen ya”, recomienda.