Noticias de Chihuahua.- El ex Gobernador de Chihuahua César Duarte recibió moches en efectivo de los proveedores del Estado a través de contratos, algunos de ellos con sobreprecio, informó la Fiscalía estatal.

De acuerdo con testigos protegidos y ex funcionarios de Duarte, algunos proveedores estatales daban pagos inflados de hasta 400% en contratos cuya asignación era controlada por el Mandatario.

Un testigo colaborador que ocupó un alto cargo en el sexenio anterior explicó el funcionamiento de las operaciones e identificó a Sergio Medina y Antonio García Tarín, ex directores de Adquisiciones, como los operadores clave de Duarte, informó Reforma.

Además dijo que Duarte ordenó un desvío de 250 millones de pesos desde las Secretarías de Hacienda y Educación para el proceso electoral de 2016, en el que el PRI perdió la Gubernatura.

De acuerdo con el testimonio, durante el Gobierno de Duarte los desvíos y fraudes al erario se convirtieron en una rutina por la suficiencia presupuestal, pues, de 2012 a 2016, los recursos del Estado fueron superiores a 200 mil millones de pesos.