La NASA difundió este lunes imágenes de una intensa tormenta solar, en la que gigantescos filamentos de plasma son expulsados por el Sol y posteriormente se desplazan por su superficie.

Este tipo de actividad solar no es nada rara, y ha sido captada por una cámara del Observatorio de Dinámica Solar que es capaz de aislar la luz ultravioleta, explicó la agencia espacial estadounidense.

El video, de 40 segundos de duración, consiste en una serie de imágenes captadas durante un período de 22 horas, entre los días 2 y 3 mayo.

En estas imágenes se puede apreciar que los filamentos son impulsados por fuerzas magnéticas de las regiones activas del Sol, agregó la NASA.

Asimismo indicó que el tamaño de los filamentos es varias veces mayor que el de la Tierra, pero no representan ninguna amenaza para nuestro planeta.

El pasado 21 de abril, la NASA advirtió que un gran agujero en la atmósfera del Sol estaba direccionado hacia la Tierra, lo que podría derivar en una enorme tormenta geomagnética. La agencia aseguró que ese fenómeno podría tener influencia en el planeta con auroras y grandes apagones.