Akronoticias.com

Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.- Los empleados sindicalizados de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento en Nuevo Casas Grandes que fueron despedidos de su trabajo en días pasados por personal del jurídico de la Junta Central, solicitan que se les liquide con el 100% que les corresponde, ya que denuncian que sólo les quieren dar el 30%, además señalan un nulo apoyo del líder sindical y a quien pretenden destituir mediante firmas recabadas por el gremio, ya que aparte tiene a la mayoría de su familia trabajando en esa dependencia.

Cinco de los trabajadores de esa dependencia, permanecieron a las afueras del inmueble, con el objetivo de continuar su lucha y lograr que se les indemnice con lo que les corresponde por el despido injustificado del cual han sido objeto.

El argumento que dieron las autoridades de la Junta Central para despedirlos fue que hay demasiado personal en esa dependencia, sin embargo se tiene conocimiento que están contratando más personal y que la semana pasada le dieron base a una persona eventual.

Señalaron que el Secretario General del Sindicato Martín García Reyes siempre ha estado en desacuerdo con los sindicalizados que fueron despedidos, ya que señalaban que el líder sindical tiene a la mayor parte de la familia laborando en la dependencia y a quienes asciende pasando por la antigüedad de los demás.

Otro de los argumentos que el líder sindical tuvo para no dar el apoyo a los agremiados fue que ellos no quisieron andar de acarreados en las campañas políticas favoreciendo al PRI, ya que García Reyes es priista de hueso colorado, señalaron.

Los cinco empleados sindicalizados que fueron despedidos pretendieron hacer un escrito para solicitar la destitución del líder sindical, lo cual se lograría con la firma de la mayoría, pero no se logró el cometido, ya que el líder sindical al darse cuenta de ello, amenazó a los demás sindicalizados de que si firmaban esa carta los iba a poner en la lista para que los despidieran los del jurídico de la junta central.

Los sindicalizados que ya fueron despedidos injustamente, ya no quieren que se les reinstale su trabajo, sino que sólo se les pague el 100% de lo que les corresponde, uno de ellos tiene 23 años trabajando y le quieren dar solo 73 mil pesos.

Los empleados de esa dependencia que estarán a la espera de una respuesta favorable a su demanda de una liquidación justa son: Juan Vega Durán con 23 años de servicio, Oscar González 7 años, Armando Rivera 7 años de labores, Lorenzo González 15 años de servicio y Jorge Green con 18 años de servicio en esa dependencia.