Noticias de Chihuahua.- “Quienes cometieron ilícitos fueron personas, con nombre y apellido, por eso el Partido Revolucionario Institucional no defenderá a nadie”, aseguró el delegado del Comité Ejecutivo Nacional en Chihuahua, Fernando Moreno Peña al referirse a los priistas que están acusados de corrupción durante la anterior administración de César Horacio Duarte Jáquez, quien no cuenta con el velo ni protección del organismo político, ni del gobierno federal de Enrique Peña Nieto, pues no pueden atribuirse al tricolor los ilícitos cometidos por personas, que tienen nombre y apellido.

“Quién lo protege, el partido en qué, que digan en qué lo protegen, si el gobierno de Enrique Peña Nieto, que es priista, emitió la solicitud de la ficha roja a Interpol para su detención, a través de la Procuraduría General de la República, cuál protección del sistema, del partido, cuál, no hay protección, no la hay”, es lo que el encargado del CEN en Chihuahua aseguró.

El PRI, dijo, como institución política no ha cometido ningún hecho ilícito y los que pudieron haberlo hecho son personas, con nombre y apellido, pero de ellos no hay una defensa para nadie, y tampoco acusaciones, “no somos instancia del Ministerio Público, somos una instancia política que busca el poder, no buscamos culpables ni sanciones para nadie”.

El gobierno federal, del priista Enrique Peña Nieto, aseguró, ha actuado en contra de estas personas, y refrendó que es desde apenas este gobierno que se encarcelaron a exgobernadores priistas.

“Se habla mucho del tema de la corrupción, y no ha habido un gobierno en los últimos años, los dos anteriores que fueron del PAN con Vicente Fox y Felipe Calderón, no hubo gobierno anterior al nuestro que haya metido a la cárcel a 4 o 5 exgobernadores priistas”.

Ejemplificó los casos de Andrés Granier Melo, de Guillermo Padrés Elías, la reciente detención de Javier Duarte, detenidos como Jesús Reyna de Michoacán, la maestra Elba Esther y otros más, que fueron detenidos durante el gobierno del PRI en México.

Por lo anterior, consideró que no se le puede achacar al partido el tema de la corrupción, o que el PRI la representa, pues es un tema humano y que no es exclusivo de partidos ni de política, pues se dan en la religión, deportes, empresas, “en todos lados”.

Aseguró que no hay ninguna protección del PRI a corruptos, al no ser papel del partido “andar metiendo al bote” a nadie, de eso, son responsables las instancias de los poderes legalmente constituidos, “no tenemos protegidos ni solapamos a nadie”, espetó.

De manera local, están varios casos de priistas señalados, detenidos y presos, el más reciente Antonio Enrique Tarín García, de quien deslindó al PRI local, e incluso al nacional, pues quedó clara dicha separación al negar el propio tricolor que tomara posesión como diputado teniendo un problema legal.

En cuanto al exgobernador César Duarte Jáquez, recordó que fue la PGR la que solicitó la emisión de la ficha roja de Interpol, a petición de un gobierno local como es el de Chihuahua que giró una orden de aprehensión en contra del priista, y al ser tarea de la federación hacerlo, se hizo.

En cuanto al tema de la todavía militancia de César Duarte Jáquez, el delegado del CEN para Chihuahua se limitó a referir que sus derechos están a salvo todavía, pues no ha señalado lo contrario la comisión de justicia partidaria.

De los temas que se le acusan a César Duarte Jáquez, dijo, el partido no es responsable, pues son cuestiones personales, “un partido no comete hechos ilícitos, los comete una persona que tiene nombre y apellido, y las conductas ilícitas se señalan siempre a las personas, no a instituciones, el partido es una institución política que no delinque”.