Noticias de Chihuahua.- La actual princesa Mako, nieta del emperador de Japón, Akihito, ha renunciado a su título real para comprometerse con Kei Komuro, un abogado con el que compartió aula en la Universidad.

El varón no forma parte de la realeza y, de acuerdo con la legislación del país, en cuanto se conviertan en marido y mujer, Mako pasará a formar parte de la ciudadanía.

Los enamorados se conocieron en la Universidad Cristiana Internacional de Tokio hace cinco años. En aquél entonces la princesa participaba una campaña para promover el turismo de playa en la ciudad de Fujisawa.

De acuerdo con medios locales, los progenitores de Mako aceptaron respetuosamente su decisión y es posible que la boda se celebre el próximo año.