Noticias de Chihuahua.- Amanda Holden decidió impactar con su vestido. Y lo consiguió. La audiencia de Britain’s Got Talent -el reality donde los británicos demuestran sus habilidades artísticas- quedó sorprendida cuando la conductora del exitoso programa hizo su aparición estelar sober el escenario.

Pero la elección de la escotada vestimenta no sería gratuita. Miles de televidentes comenzaron a quejarse en las redes sociales por lo que consideraban un exceso en la forma que Holden -de 46 años y un cuerpo envidiable- tuvo de presentarse ante el público.

El vestido negro con un gran escote y la espalda descubierta diseñado por el modisto Julien Macdonald causó furor, pero también críticas despiadas al punto que algunos televidentes compararon a la jueza del programa con una stripper. Es que la emisión es considerada para la familia británica y la opción de ropa elegida por la conductora pudo haber sido interpretada como excesiva.