Casas Grandes, Chihuahua.- En atención a una denuncia ciudadana, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua, más de 13 toneladas de carbón ilegal producto de la tala clandestina de 758 árboles.

En un comunicado, la dependencia informó que las autoridades acudieron a los predios El Apache y Agua Salada, en ese municipio, donde fue localizado un aprovechamiento de 80 tocones (la raíz que queda del tronco cuando es cortado un árbol) de pino, 170 de encino y 508 de táscate, que equivalen a 198.3 metros cúbicos en volumen total árbol.

Precisó que fueron encontrados 635 costales con carbón vegetal que pasaban 13 mil 690 kilogramos en total, mismos que carecían de documentación que acreditara su procedencia.

Señaló que la tala es considerada ilegal al no comprobarse que el aprovechamiento sea parte de algún programa de manejo forestal o presente algún marcaje donde señale que los arboles fueron derribados bajo alguna autorización emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La multa por el aprovechamiento ilegal podría alcanzar los 130 mil pesos en el caso del carbón, y hasta 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización por la deforestación, agregó.