Noticias de Chihuahua.- El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, anunció que se realizará un fuerte proceso de depuración en la policía estatal, para limpiarla de malos elementos y reconocerá a los buenos.

El mandatario estatal adelantó que se trata de un programa de incentivos, de mejora salarial y de las condiciones de vida.

Es fundamental apoyar a los policías, señaló, sobre todo, en un momento en el que los grupos delincuenciales se constituyen como enemigos de la sociedad y llegan a cometer actos que perturban la paz social.

Añadió que la seguridad pública es un reto permanente de todo gobierno y, por ello, lo acepta con absoluta responsabilidad, a pesar que se ha heredado un clima de violencia e inseguridad y un estado con índices delictivos muy por encima del promedio nacional.

Aseguró que ya está aprobada una reforma que permitirá hacer una mejor separación de las funciones policiales, para dividir perfectamente la tarea de prevención, reacción e investigación, además de que continuará la depuración en las corporaciones.