Noticias de Chihuahua.- A través de una iniciativa con carácter de decreto enviada al Congreso del Estado, el gobernador Javier Corral busca modificar las concesiones carreteras, especialmente la otorgada a la empresa Fibra Estatal de Chihuahua, la cual se creó después de ser aprobadas las bursatilizaciones durante el sexenio de César Duarte.

Fibra Estatal administra los tramos carreteros Jiménez, del km 188 al 234; Chihuahua-Sacramento; Santa Isabel-Cuauhtémoc; Laguna-Flores Magón; acotamiento Flores Magón-Galeana; Samalayuca-Santa Teresa y el tramo Chihuahua-Ojinaga.

La intención de la iniciativa es concluir la concesión que le otorgaron a dicha empresa por un lapso de 50 años, luego de que el gobierno federal renovó la administración de las carreteras a la entidad.

En caso de que los legisladores locales aprueben la propuesta, el Estado tomaría el control de los fideicomisos mediante los que se garantiza el pago de las deudas por bursatilizaciones de los bonos o remanentes carreteros, los cuales ascienden a los 25 mil millones de pesos.