Noticias de Chihuahua.- Astrónomos han realizado la primera detección de movimiento orbital en un par de agujeros negros supermasivos en una galaxia a unos 750 millones de años luz de la Tierra.

Los dos agujeros negros, con una masa combinada de 15 mil millones de veces la del Sol, probablemente están separados por sólo 24 años luz, muy cerca para un sistema de esta naturaleza.

Este es el primer par de agujeros negros que se ven como objetos separados que se mueven uno con respecto al otro, y por lo tanto hace de éste el primer binario visual de agujero negro, dijo Greg Taylor, de la Universidad de Nuevo México (UNM). La observación fue posible gracias al telescopio Very Long Baseline Array (VLBA) del National Radio Astronomy Observatory (NRAO).

Los agujeros negros supermasivos, con millones o miles de millones de veces la masa del Sol, residen en los núcleos de la mayoría de las galaxias. La presencia de dos monstruos en el centro de una sola galaxia significa que la galaxia se fusionó con otra en algún momento del pasado. En tales casos, los dos agujeros negros mismos pueden eventualmente fusionarse en un evento que produciría ondas gravitacionales que ondulan a través del universo.

“Creemos que los dos agujeros negros supermasivos en esta galaxia se fusionarán”, dijo Karishma Bansal, estudiante de posgrado en UNM, agregando que la fusión llegará, por lo menos, en millones de años.

La galaxia, una galaxia elíptica llamada 0402 + 379, fue observada por primera vez en 1995. Fue estudiada en 2003 y 2005 con el VLBA. Basado en encontrar dos núcleos en la galaxia, en lugar de uno, Taylor y sus colaboradores concluyeron en 2006 que contenía un par de agujeros negros supermasivos.

Las últimas investigaciones, que Taylor y sus colegas están reportando en el Astrophysical Journal, incorporan nuevas observaciones VLBA de 2009 y 2015, junto con el re-análisis de los datos anteriores de VLBA. Este trabajo reveló el movimiento de los dos núcleos, lo que confirma que los dos agujeros negros están orbitando entre sí. Los cálculos iniciales de los científicos indican que completan una sola órbita en unos 30 mil años.

Necesitamos seguir observando esta galaxia para mejorar nuestra comprensión de la órbita, y de las masas de los agujeros negros”, dijo Taylor. “Este par de agujeros negros nos ofrece nuestra primera oportunidad de estudiar cómo interactúan estos sistemas”, agregó.

Los astrónomos también esperan descubrir otros sistemas similares. Las fusiones de galaxias que traen dos agujeros negros supermassivos cerca juntos se consideran un proceso común en el universo, así que los astrónomos esperan que tales pares binarios sean comunes.

“Ahora que hemos sido capaces de medir el movimiento orbital en uno de estos pares, nos alienta a buscar otros pares similares. Podemos encontrar otros que son más fáciles de estudiar”, dijo Bansal.

El VLBA, parte del Observatorio Long Baseline, es un sistema de radiotelescopio continental que utiliza diez antenas de 240 toneladas distribuidas desde Hawaii a St. Croix en el Caribe. Las diez antenas trabajan juntas como un solo telescopio con el mayor poder de resolución disponible para la astronomía. Ese extraordinario poder de resolución permite a los científicos realizar mediciones extremadamente finas de objetos y movimientos en el cielo, como los realizados para la investigación en 0402 + 379.