Noticias de Chihuahua.- Según los cateos en propiedades de Cesar Duarte, las autoridades localizaron evidencia que da a conocer que el ex mandatario tenia nómina privada.

Tras los cateos hechos a la vivienda del ex gobernador Cesar Duarte en Parral y en el rancho de Balleza, la autoridad ministerial localizó evidencias en las cuales demuestra la nómina privada que tenía el ex mandatario.

Lo anterior según destaca la revista Proceso en la página 21 de su edición impresa, donde testigos como los hoy procesados narran las audiencias y comparecencias privadas.

El artículo relata que en dichas propiedades encontraron listados donde queda de manifiesto que priistas, panistas e incluso obispos recibían apoyos económicos.

Según la Revista Proceso, los llevo a entrevistarse con tres de los llamados “Testigos protegidos”, pero estos ahora no dan a conocer datos sobre sus identidades.

Expone a tres dependencias de gobierno e instancia sindical del obtener recursos económicos para campañas electorales.

Hasta el momento, la Secretaria de Educación, Cultura, Deporte y el Sindicato de maestros sección octava sirvieron para los desvíos de recursos.

Además estaban en la nómina, de la dependencia de seguridad, solo confidencial y los documentos estaban en la casa del ex mandatario en Parral y en el rancho “El saucito” en Balleza.

Proceso realizó investigación sobre las farmacéuticas de los amigos del exgobernador y otra más que presuntamente él creó.

Empleados de ellas, Ymmarsa, aseguraron que en esa bodega (el Complejo Industrial), en avenida Rudyard Kipling número 1368, cambiaron etiquetas de medicamentos del sector público por etiquetas comerciales.

“Entraban y salían tráileres de otros estados todos los días, ahí cambiaban las etiquetas y salían en vehículos de las farmacias”, dijo empleada a Proceso.

Luego de revisión por las instalaciones observaron tráileres que descargaban medicamentos mientras afuera estaban estacionados vehículos de las farmacias Economik, cadena que creció mucho en la entidad en el sexenio de Duarte y que pertenece a Ymmarsa Pharmaceutica, así como a Servicios y Atenciones Médicas K.

Esta última compartía domicilio fiscal con empresas de César Duarte, en el Periférico de la Juventud número 8527.

Ymmarsa dio como dirección fiscal, Rudyard Kipling número 1368 del Complejo Industrial Chihuahua, aunque despacha en Periférico de la Juventud 9725 (dirección que también compartía Duarte con negocios).

Al salir a la luz el negocio de esas empresas con Duarte y el sector salud, los dueños o socios visibles, Juan Hiram Márquez Rodríguez y Jesús Miguel Robles Villarreal (quienes tenían farmacia familiar en Durango), vendieron ambas empresas a Almeida Navarro, quien también era proveedor pero con la empresa Administración y Comercialización de Franquicias Internacionales o Prosalud.

Desde las instalaciones de las empresas de Almeida, parte de corporativo del grupo Alsa en el Periférico de la Juventud número 3100 locales 9 y 10, así como de finca en la vecina Torre Sphera, favorecían a la cadena farmacéutica Economik y en menos del año crearon dos locales de las farmacias Única,

Proveedoras del Instituto Chihuahuense de la Salud (Ichisal) y de Pensiones Civiles del Estado, según testimonios de exempleados de las empresas favorecidas.