Noticias de Chihuahua.- El coordinador auxiliar en Salud Pública de la Delegación Estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, doctor Ismael Rodríguez Chávez, informó que el primer alimento que se ingiere durante el día ayuda a controlar el peso, reduce el riesgo de obesidad y brinda al cuerpo la energía necesaria para realizar las actividades que necesita.

Destacó que durante la noche el organismo funciona gracias a las reservas aportadas por la cena, por lo que al amanecer lleva entre 8 y 10 horas sin recibir alimento.

Resaltó que con el desayuno se renuevan energías para realizar actividades y se quema la grasa que el cuerpo tiene guardada. Si no se ingiere alimento, el metabolismo ordena no consumir esa grasa, lo que poco a poco va provocando obesidad.

En ese sentido, puntualizó que el desayunar diariamente mejora el rendimiento físico e intelectual, porque proporciona la glucosa que facilita la concentración, memoria y habilidades intelectuales.

Al omitirlo, dijo, se pone en marcha una serie de mecanismos que alteran e influyen de manera negativa principalmente en los escolares, a quienes la actividad física en ayunas puede resultar en fatiga o en desmayo por falta de energía.

Rodríguez Chávez comentó que la mayoría de las personas que mantienen su peso dentro de los límites saludables tienen el hábito de desayunar bien, por eso es recomendable realizar entre cuatro y cinco comidas ligeras al día, de esta manera no se sobrecargan ninguna de ellas y se evita la ingesta de alimentos entre horas (galletas, pan, dulces, refrescos) factor primordial para controlar el peso.

“Es oportuno mencionar que la estrategia internacional de prevención de diabetes y obesidad tomó como eje la promoción del desayuno como elemento esencial”, dijo.

En otro orden de ideas, el médico del Seguro Social comentó que para que una comida sea nutricional debe estar compuesto por varios alimentos, entre los que se encuentran los cereales, que son imprescindibles por su alto contenido en fibra insoluble y vitaminas del tipo B; los lácteos que proporcionan la cantidad necesaria de calcio, fosforo y otras vitaminas.

Además, de las frutas y vegetales son fuentes excelentes de vitaminas, minerales y tienen un bajo contenido de carbohidratos, además de huevo, leguminosas y carne.

Finalmente, afirmó que dejar de desayunar para adelgazar es erróneo, ya que se corre el riesgo de consumir más kilocalorías por la tarde y noche, las que se guardaran como reserva en el tejido adiposo.

El Seguro Social recomienda a la ciudadanía, no dejar de consumir alimentos o someterse a dietas intensas para bajar de peso sin supervisión médica. Si necesitan orientación sobre cómo complementar o cambiar su alimentación pueden acudir a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que les corresponda para recibir pláticas sobre nutrición.