Noticias de Chihuahua.- El choque de un asteroide con la Tierra es uno de los eventos que más teme la población, pues podría suponer el fin del mundo como lo conocemos. Basta ver lo que sucedió con los dinosaurios, cuya extinción fue provocada en gran parte por uno cataclismo de este tipo.

Aunque las películas nos han dado varias opciones con las que se podría evitar esto; desde misiones que van directamente al astro para destruirlo, hasta proyectiles lanzados desde la Tierra; la NASA tiene un plan de contingencia no tan elaborado y dramático.

Se trata de DART (Double Asteroid Redirection Test), iniciativa que supone el lanzamiento de un vehículo no tripulado que cambiaría la trayectoria de un posible asteroide en curso de colisión.

La agencia espacial tiene como objetivo probar el sistema en los próximos años, sacando de su órbita a uno de los asteroides Didymos. La misión iniciará en 2020, al lanzarse dos cohetes espaciales; será hasta el 2022 que se hará la prueba antes señalada.

De resultar exitosa, se procedería a mejorarlo para que sirviera como seguro en caso de que un escenario tipo Armageddon, sucediera en el futuro.