Akronotiocias.com

Casas Grandes, Chihuahua.- Luego de la corrida de ganado celebrada el pasado 18 de junio en el “Lote Quevedo” donde se localizaron más de 250 cabezas de ganado que se encontraban de manera ilegal en el predio propiedad de Álvaro Bustillos, las autoridades municipales de Casas Grandes pondrán en subasta pública los animales.

Tras las denuncias constantes realizadas en la Fiscalía General del Estado, por las constantes pérdidas y robo de ganado, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de Chihuahua, Enrique Estrada Gutiérrez, ordenó mediante el oficio DFA-DG 178/2017 la realización del arreo del ganado localizando varias reses con reporte de robo.

Un grupo de personas quienes se autodenominan ejidatarios del Ejido Casas Grandes, entre los que se encuentran; Ricardo Nava Martínez, quien tenía más de 150 cabezas de ganado, Javier Aldavaz García, Ricardo Pérez, Uriel Lozoya Cárdenas entre otros se negaron a recoger los animales que aparecen con sus fierros y marcas de sangre con la intención de poder demandar posteriormente a sabiendas que el predio no les correspondía.

En el evento de la corrida de ganado participaron los inspectores de ganadería, policías municipales y ministeriales que cuidaron la seguridad y el orden y fueron testigos de la negativa de los dueños de recoger sus reses.

Los semovientes que se encuentran en los corrales de Gustavo Brown, tienen más de un mes inmovilizados y puestos a disposición del Municipio de Casas Grandes por lo que el jefe de ganadería del Municipio de Casas Grandes Juan Ochoa Castillo, notificó a sus dueños quienes han hecho caso omiso para recogerlos.

De acuerdo a la Ley Ganadería para el Estado de Chihuahua en su artículo 35 señala:“El ganado Mostrenco deberá puesto a disposición de la autoridad municipal de la jurisdicción en que se encuentre” lo cual hizo el dueño del predio, Álvaro Bustillos, con fecha 22 de junio de 2017.

Asimismo, el artículo 37 de la citada ley Ganadera manifiesta: “Si no se identifica al propietario del ganado, la autoridad municipal, dentro de un plazo de quince días naturales partir de que se haya recibido el aviso previsto por el artículo 35 comunicará a la Secretaría del inicio del proceso del remate del ganado en Subasta Pública fijando la postura mínima y observando las siguientes reglas:

I.- Ordenará un avalúo del ganado, el cual será realizado por dos peritos oficiales que designe la autoridad municipal…

II.- La autoridad municipal convocará al remate fijando avisos durante tres días hábiles en el tablón de avisos del ayuntamiento…”

Con esta acción las autoridades municipales, ponen fin a un problema que data de más de una década en donde un grupo de personas que se hacen llamar Ejidatarios del “Ejido Casas Grandes” sin tener personalidad jurídica demandaron a varios pequeños propietarios desposeyéndolos de predios que legalmente les correspondían.

Según constancias que obran en poder de esta redacción, los supuestos ejidatarios en el año que presentaron sus demandas ante el Tribunal Unitario Agrario numero 5 tenían un juicio para determinar si eran ejido o comunidad,

Recientemente personas de este miso grupo se han dedicado a conseguir personas a quienes les prometen vender terrenos a bajo costo mismos que son propiedad privada de la sucesión de Juan González González en Nuevo Casas Grandes y de la familia López Stoupignan de Casas Grandes.

Mediante avisos publicados en la radio y otros medios de comunicación las autoridades de Casas Grandes están poniendo en alerta a la población para que no se dejen sorprender por los falsos propietarios a quienes les ofrecen grandes superficies de terreno a precios irrisorios lo que sin duda es una acción fraudulenta.

La autoridad federal mediante un convenio finiquito entregó 150,000.000.00 (Ciento Cincuenta Millones de pesos ) a cambio de que devolvieran los predios que ilegalmente tienen invadidos, no obstante, se quedaron con el dinero y ahora se niegan a devolver los terrenos por lo que ya existe una carpeta de investigación federal por estos hechos en donde se encuentran involucrados varias personas del mismo “Ejido“ que cobraron grandes cantidades de dinero en detrimento de sus mismos compañeros.