Noticias de Chihuahua.- El secretario general de Gobierno, César Jáuregui Robles, indicó que el hecho de que la federación no haya detenido al ex gobernador César Duarte Jáquez, ha levantado sospechas sobre apoyos ilegales entregados desde el gobierno de Chihuahua hacia la presidencia de la república, ya que además, la información reunida por la Fiscalía General del Estado apunta que los desvíos de recursos con fines partidistas perpetrados durante la pasada administración no se limitaron al PRI Estatal sino al Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Jáuregui Robles indicó que por el momento sólo se cuenta com hipótesis y pesquisas dentro de los expedientes que tiene la Fiscalía, porque prefirió reservarse nombres y señalamientos directos para no entorpecer el proceso de investigación; no obstante, puntualizó que los afanes que tuvo Duarte Jáquez de convertirse en dirigente nacional del PRI o sumarse al gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, derivaron o se sustentaron en recursos públicos de Chihuahua.

“Ciertamente en cuanto a los desvíos de recursos que realizó este gobierno no solamente impactaron en el ámbito local pero también en la participación de otras campañas políticas y a decir de muchos analistas esto explica por qué desde la federación no se han generado los apoyos como ha sucedido en otras situaciones en el perseguimiento de delincuentes de cuello alto como son los ex gobernadores que hoy en día está recluidos, el que está faltante es precisamente César Duarte y es un señalamiento que se hace”.

En diversos medios nacionales y locales han trascendido detalles sobre la “Conexión Peña”, es decir, la gestión nacional encabezada por el Revolucionario Institucional para apoyar al ahora presidente de México a través del dinero de muchos gobiernos, particularmente los de Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz y el de César Horacio Duarte Jáquez en Chihuahua.

De acuerdo a informantes cercanos al gobierno de Chihuahua, Beatriz Paredes Rangel, ex Gobernadora de Tlaxcala, ex diputada, ex senadora, ex presidenta nacional del PRI y actual embajadora de México en Brasil, sería, junto a otros nombres importantes, una pieza clave en este hecho.