Noticias de Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado de Chihuahua está documentando el saqueo de recursos públicos de la entidad para llevarlos a la campaña de Peña Nieto en 2012, según reveló Alejandro Páez Varela en una publicación para Sin Embargo, en la cual también detalló que el Ministerio Público le sigue la pista a Bertha Gómez Fong, esposa del ex gobernador César Duarte Jáquez, actualmente prófugo de la justicia local y federal, por su participación en el desfalco de las arcas chihuahuenses.

Como se sabe, el ex mandatario emigró a los Estados Unidos de América, donde busca una residencia permanente así como protección a cambio de información relacionada al crimen organizado, a fin de escapar de las dos órdenes de aprehensión que hasta el momento pesan en su contra, una de ellas a nivel local por el delito de peculado referente a la venta irregular de terrenos, y otra federal por la comisión de delitos electorales en el 2015, cuando el gobierno estatal entregó más de 14 millones de pesos al PRI para financiar las campañas de sus candidatos a diputados federales.

Hasta el momento, apunta Páez Varela en su texto, las autoridades de Chihuahua dieron con al menos 14 bienes de Duarte Jáquez en Estados Unidos, algunos a nombre de su esposa, Bertha Gómez, y de su hijo César Adrián. Además, se sabe que sus hijas, que cuentan con la ciudadanía norteamericana, tienen activos allá, y también se investigan.

Las fuentes consultadas por el escritor y periodista, refirieron que “a diferencia de Karime Macías [esposa de Javier Duarte de Ochoa], Bertha Gómez Fong caerá con el ex Gobernador. Ella fue partícipe, como Karime, de todo el saqueo. La diferencia es que Chihuahua lo documentó y Veracruz no”.

Pero el caso de Bertha Gómez no es el único al que la Fiscalía chihuahuense le sigue la pista. Existe otro desvío de proporciones nacionales en el que se ven envueltos no sólo personajes de la política estatal sino del centro del país. Se trata de la entrega de recursos públicos de Chihuahua en el 2012 para entregarlos al PRI a fin de apoyar al entonces candidato Enrique Peña Nieto.

Páez Varela habla de la “Conexión Peña”, la gestión nacional encabezada por el Revolucionario Institucional para apoyar al ahora presidente de México a través del dinero de muchos gobiernos, particularmente los de Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz y el de César Horacio Duarte Jáquez en Chihuahua.

De acuerdo a informantes cercanos al gobierno de Chihuahua, Beatriz Paredes Rangel, ex Gobernadora de Tlaxcala, ex diputada, ex senadora, ex presidenta nacional del PRI y actual embajadora de México en Brasil, sería, junto a otros nombres importantes, una pieza clave en este hecho. En el 2012 habría recibido transferencias por cerca de 50 millones de pesos para su campaña por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México en la que, por cierto fue apabullada por Miguel Ángel Mancera.

“Esa fuente me habló, hace dos semanas, de la “Conexión Peña”: de cómo la Fiscalía de Chihuahua está documentando el saqueo de recursos de Chihuahua para llevarlos a la campaña de Peña Nieto en 2012. Otras fuentes me lo confirmaron esta semana. Y me dieron más datos… Sólo me dijo que hay dos personajes clave en esta trama: Luis Videgaray y Emilio Gamboa Patrón, sus dos padrinos”.

El martes, el fiscal César Augusto Peniche Espejel, señaló que podrían solicitar la formulación de imputación en contra de más personas vinculadas a los actos de corrupción cometidos durante la administración de César Duarte Jáquez, a más tardar en un mes, ya que el Ministerio Público cuenta con una larga lista de personas, entre ellas ex funcionarios, políticos y empresarios, que están sujetas a investigación, sin embargo aún debe reunir todos los elementos y evidencias para establecer de manera formal una responsabilidad penal.