Noticias de Chihuahua.- Aunque no lo crea, también los padres son propensos a sufrir depresión post parto. Según un sitio especializado en bebés, uno de cada diez presenta este problema.

De acuerdo con el reporte, la depresión post parto en padres se desarrolla entre los tres y seis meses posteriores al nacimiento del bebé.

En un padre la depresión post parto no es como la tristeza que podría sufrir la madre, pues en la mujer está asociada con cambios hormonales y generalmente se identifica rápidamente.

Los factores que influyen en que un padre desarrolle depresión post parto son los siguientes:

*Miedo a la paternidad. Esto pudo detonarse ante las nuevas responsabilidades y el temor a perder la libertad.

*Preocupaciones financieras. Es posible sentirse estresado por el incremento de gastos o por la posibilidad de tener que vivir con un solo ingreso.

*Ansiedad ante el nuevo papel. Puede ser que se cuestione si será o no un buen padre, o si será como su padre. El nacimiento puede revivir algunos recuerdos tristes de la infancia.

Si la mujer experimenta depresión posparto, hay más posibilidades de que la pareja se sienta deprimida también.