Noticias de Chihuahua.- César Duarte, exgobernador de Chihuahua, solicitó un amparo para evitar incomunicación o tortura si lo arrestan; denunció que lo incriminan por “delitos que no cometió”.

Guadalupe Rocío Neri Reynaga, jueza del Décimo Distrito del Estado de México, concedió una suspensión provisional para evitar que César Duarte Jáquez sea incomunicado o víctima de tratos crueles.

Lo anterior, ya que de acuerdo con la denuncia de Duarte Jáquez, intentan incriminarlo por “delitos que no cometió”.

Y agregó que agentes de la Procuraduría General de la República catearon la vivienda que habitan sus hijas en Lomas de las Palmas, en el municipio de Huixquilucan, en el Estado de México.

“Asimismo, fui informado que dichos agentes comentaron que era necesario obtener una confesión (de Duarte) aún en contra de su voluntad, lo que significa que de privarlo de la libertad lo incomunicarían y ejercerían actos de tortura o tormento en su contra”, señaló la demanda.