Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.- Con el apoyo de la organización Construyendo Capacidades en las Organizaciones de la Sociedad Civil, A.C. (Fortalessa) y la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. la Red Integral de Bienestar Social (RIBS) brindó una consultoría gratuita sobre procuración de fondos para proyectos de desarrollo social a 3 organizaciones ciudadanas de la región noroeste del estado, facilitándoles conocimiento y técnicas para potenciar sus habilidades de gestión de recursos para multiplicar los beneficios que brindan a la comunidad vulnerable.

Esta asesoría personalizada se realizó en las oficinas de Fechac en NCG, y fue impartida por Sergio Soroa y Aarón Gallardo, Oficiales de Proyectos de Fortalessa, para representantes de la organizaciones Formación y Desarrollo Familiar, A.C.; Grupo RETO y Faceta Buenaventura, A.C.

Al respecto, el ingeniero Jesús Nájera Lom, Director de Fechac en la zona noroeste del estado, comentó que los empresarios chihuahuenses conocen la importancia de la labor social de las OSC en la construcción de una mejor comunidad, razón por la cual invierten en proyectos como RIBS, orientados a potenciar y multiplicar los beneficios que llevan las asociaciones ciudadanas a las familias que más lo necesitan.

“La conformación de una asociación civil que busca el desarrollo humano y social siempre es una muy buena noticia, pero cuando esa asociación recibe de RIBS o Fortalessa conocimiento, consejos para una buena práctica y jornadas se fortalecimiento, podremos ser testigos cómo los beneficios que lleva se multiplican y prevalecen”, destacó el Ing. Nájera Lom.

Por su parte, los asistentes reconocieron esta iniciativa de capacitaciones, y aseguraron que gracias a estas asesorías les permite fortalecer la planeación y formulación de proyectos de desarrollo social viables para acceder a recursos tanto estatales como federales; en este sentido, extendieron un agradecimiento a RIBS y a Fortalessa por su apoyo.

Todos los proyectos impulsados por Fechac son posibles gracias a un modelo de responsabilidad social compartida que suma los esfuerzos de los empresarios chihuahuenses, quienes aportan recursos económicos y el trabajo voluntario de 130 consejeros provenientes de organismos empresariales; el Gobierno del estado, que recauda solidariamente las aportaciones a través de su secretaría de Hacienda; el Congreso del Estado, que emite un decreto que permite este mecanismo; y las organizaciones de la sociedad civil, que coinvierten con la Fundación y operan proyectos enfocados en formar una mejor comunidad.