Noticias de Chihuahua.- El retraso en la aprobación del refinanciamiento de la deuda del estado de Chihuahua le ha costado al erario cerca de 50 millones de pesos, tan sólo para el pago de los elevados intereses con los que fueron contrataron los créditos con la banca comercial durante la anterior administración, informó el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez.

Indicó que dicha cantidad pudo haberse canalizado a la ejecución de programas de inversión y a equilibrar las finanzas del estado, las cuales enfrentan un déficit cercano a 4,000 millones de pesos, a causa de los pasivos de corto plazo que fueron heredados a la actual administración estatal.

La Secretaría de Hacienda, explicó, ha efectuado un cálculo que indica que por cada día que pasa sin refinanciar la deuda, se pagan 700,000 pesos, los cuales van a dar a las cajas de los bancos acreedores, en lugar de que se destinen a obras de beneficio para la comunidad.

Si el Congreso del estado hubiese aprobado el refinanciamiento desde el día en que se contempló incluirlo en la agenda del Período Extraordinario de Sesiones del 10 de julio del año en curso, ya se habrían generado ahorros por 50 millones de pesos por servicio a la deuda, expuso el funcionario estatal.