Noticias de Chihuahua.- El Consejo Noruego de Refugiados (CNR) imparte un taller sobre desplazamiento interno forzado a funcionarios del gobierno estatal y organizaciones civiles, con el fin de diseñar un protocolo de atención a quienes son víctimas del crimen organizado.

CNR es el organismo humanitario más grande del mundo, especializado en situaciones de desplazamiento interno por situaciones de riesgo, desde la prevención hasta la reintegración de los afectados.

El gobernador Javier Corral Jurado dijo, en la apertura del taller, que la atención al desplazamiento forzado en la entidad es uno de los compromiso que hizo en materia de derechos humanos, como parte del Plan de Desarrollo 2016-2021.

En julio pasado, Corral invitó al ministro Jan Egeland, quien ahora es presidente del CNR, para capacitar a los chihuahuenses en esta materia.

El gobernador dio a conocer que ya han recibido dos asesorías gratuitas del Consejo, por medio de videoconferencias.

“Es momento de visibilizar esta desgracia. El narcotráfico aquí en Chihuahua es la causa fundamental del desplazamiento forzado. Delincuentes organizados, sin el menor escrúpulo, irrumpen comunidades, queman sembradíos de los campesinos indígenas y mestizos, y los despojan de sus tierras, para cultivar amapola, destruyen sus comunidades, abusan de mujeres y niñas, y esclavizan a los jóvenes”, detalló Javier Corral.

Señaló que el sistema político corrupto, vigente en muchas partes de México, permitió el florecimiento del narcotráfico, con complicidades y un reparto de ganancias, que ahora es lo que los lleva desmantelar su la actual administración estatal.

El gobernador celebró que Chihuahua es el primer estado en el país en reconocer el fenómeno social que afecta a los ciudadanos, así como en capacitaciones.

Pidió a la comunidad internacional ser propositiva con este problema trasnacional y cooperar con tecnologías de investigación y persecución del delito, combate a la corrupción, prevención de adicciones y atención al desplazamiento, como lo hizo el Consejo Noruego.

Corral conminó a funcionarias y funcionarios a aprender de la experiencia internacional y crear sinergias con la sociedad civil, para ejecutar un protocolo que después pueda convertirse en ley.

Cristian Visnes, director regional del Consejo Noruego para América Latina, abundó en lo importante que resulta el reconocimiento hecho por un gobierno de una problemática mundial que tiene un crecimiento exponencial.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo, define al desplazamiento interno como el abandono de hogares y zonas de residencia, por personas o grupos, causadas por un conflicto armado, violencia generalizada y violación de los derechos humanos.

Visnes señaló que el más grave ejemplo es Colombia, porque desde hace 25 años atraviesa esa situación y actualmente hay 7 millones 246 mil personas desplazadas; y Siria es la nación que más refugiados tiene.

El CNR atendió el año pasado a casi siete millones de personas en el mundo, con agua y saneamiento, asistencia alimentaria, albergue, educación y asistencia legal, con la ayuda de 12 mil activistas.

En su participación, Irma Villanueva Nájera, titular de la Comisión Ejecutiva en Atención a Víctimas (CEAV), indicó que es la primera vez que un gobierno chihuahuense reconoce y hace visible esa problemática, y para atenderla, tendrá que definir un marco regulatorio de protección a los afectados.

De nuevo Corral dijo que ha cumplido los primeros compromisos en materia de derechos humanos que asumió hace un año: la creación e la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos, la CEAV y la coordinación con el Equipo Argentino de Antropología Forense.