Noticias de Chihuahua.- El Gobierno Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, le otorgó al Gobierno del Estado las facultades para asegurar vehículos de procedencia extranjera internados ilegalmente al país, por lo cual, los operativos que llevan a cabo las autoridades estatales están totalmente apegados a derecho.

Así lo informó el secretario de Hacienda del Gobierno del Estado, Arturo Fuentes Vélez, quien detalló que de acuerdo a los convenios firmados con la SHCP, se le delega al gobierno estatal facultades en materia de Fiscalización y Cobro de impuestos, incluyendo los relativos a la materia de Comercio Exterior, para que lo apoye abarcando más contribuyentes a cambio de diversos incentivos y participaciones al Estado.

En los mismos convenios, se establece con toda puntualidad que el Gobierno del Estado no tienen atribuciones para otorgar documentos de identificación ni autorizar la circulación de esos vehículos.

En cambio, le fija obligaciones contraídas tales como la de decretar el embargo precautorio de las mercancías y de los vehículos, y negar el otorgamiento de tarjeta, placas de circulación o cualquier otro documento que permita la circulación de los vehículos, cuando no se acredite la legal importación, estancia o tenencia.

Dichas obligaciones quedaron plasmadas en el “Anexo 8” al Convenio de Colaboración Administrativa en Materia Fiscal Federal, en materia de Comercio Exterior, firmado por la anterior administración con el Gobierno Federal cuando faltaban pocos días para su conclusión.

El Diario Oficial de la Federación publicó el citado convenio el día 26 de septiembre de 2016 y en el periódico Oficial del Estado el 01 de octubre de 2016.

En apego al Anexo 8, el Gobierno del Estado puede realizar la verificación de vehículos en circulación y mercancías en transporte, aun cuando no se encuentren en movimiento; decretar el embargo precautorio de las mercancías y de los vehículos, así como verificar y determinar, en su caso, la naturaleza, características, origen, el valor en aduana y el valor comercial de mercancías y vehículos.

Asimismo, podrá verificar el legal almacenaje, estancia o tenencia, transporte o manejo en el país de esos vehículos cuando circulen en su territorio y, en su caso, la determinación de créditos fiscales -impuestos aduaneros, IVA- que hayan generado por ingresar a territorio mexicano.

Si el gobierno estatal incumple con esas disposiciones y procede a identificar autos “chuecos”, corre el riesgo de sufrir graves sanciones económicas de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Dichas atribuciones y obligaciones quedaron contenidas en instrumentos jurídicos, vigentes y publicados en el Diario Oficial de la Federación y a su vez en el Periódico Oficial del Estado, lo que los hace obligatorios y del conocimiento público de todos los ciudadanos.