Noticias de Chihuahua.- La aplicación para teléfonos celulares de Facebook esconde una actividad adictiva, que para muchos pasa desapercibida, y con ello la empresa de Mark Zuckenberg genera ingresos. Su objetivo es mantener al usuario en el dominio de esa red social durante el mayor tiempo posible.

Según Adam Alter, experto en la materia y autor del libro ‘El auge de las tecnologías adictivas y el negocio de mantenernos encadenados’ (The Rise of Addictive Technology and the Business of Keeping Us Hooked), esto se debe a que cuanto más tiempo permanezcas en el dominio, más dinero puede cobrar Facebook a los anunciantes.

En entrevista con el sitio Vice, Alter explicó cómo la función para desplegar contenidos de otras páginas nos esclaviza: “Es como si tú tiraras de una palanca para intentar ganar un premio: una acción intermitente vinculada a una recompensa variable. Variable significa que podrías ganar o no ganar. De la misma manera que cuando actualizas tus contenidos de Facebook, es como si ganaras un premio. O te diriges a Tinder para ver si ganaste”.

Los expertos en sicología del comportamiento dicen que esta técnica tiene sus orígenes en otra adicción: las máquinas tragamonedas. Esta es la forma más obvia en que la retroalimentación social lleva un vínculo con la plataforma.

“La postergación y la expectativa son parte de la experiencia psicológica. ¿Qué voy a conseguir esta vez? ¿Habrá una notificación y algo nuevo? La aplicación no necesita realmente recargarse”, indicó, según el diario ‘The Independent’.

Alter afirma que fácilmente la aplicación podría informar al instante si hay una nueva notificación, pero en tal caso no nos proporcionaría esos pocos momentos de anticipación que ansiamos. Según el experto, la anticipación es clave para disfrutar la aplicación.

Facebook se aprovecha de esto para alertar cuando alguien leyó tu mensaje, lo que anima al receptor a responder, porque sabe que lo han leído. Y al mismo tiempo, anima a que lean nuevamente su inevitable respuesta, sostuvo Alter.