Noticias de Chihuahua.- La Fiscalía General de Chihuahua solicitó el Ejército que le regresen casi dos mil armas retiradas por asuntos de fabricación, informó hoy su titular, César Peniche Espejel, quien reconoció que existe un problema de inseguridad en la zona occidente de aquella entidad y que las autoridades están en desventaja de armamento contra los criminales; sin embargo, enfatizó la problemática abarca los estados colindantes.

“Si vemos las armas de los delincuentes, sabemos que estamos en total desigualdad, por eso nuestra insistencia de que nos regresen el armamento y autoricen la adquisición de más, pues no podemos operar en desventaja; la sociedad chihuahuense merece seguridad y es nuestra obligación brindarla”, dijo el titular de la Fiscalía según un comunicado de prensa emitido hoy.

La violencia en la occidente de Chihuahua, gran parte serrana, se ha recrudecido en los últimos meses por la pugna entre antagónicos de la delincuencia organizada, y debido a que uno de los grupos delincuenciales entró aquella Entidad para fortalecer a una de las dos organizaciones criminales, según explicaron las autoridades.

Tan sólo en esta semana se registró un enfrentamiento en el municipio de Uruachi en el que, de acuerdo a las cifras oficiales, por lo menos cinco personas murieron así como dos hostales y vehículos fueron quemados, mientras que ayer un convoy de sujetos armados tomaron la población de Gómez Farías, al noroeste de la entidad, en donde quemaron dos supuestas casas de seguridad de “El 32”, uno de los líderes de La Linea, presuntamente relacionado con el cruento enfrentamiento en Madera, en donde al menos 15 personas murieron el pasado 24 de junio.

Peniche Espejel destacó que el problema no es exclusivo de aquella entidad sino que involucra a los estados colindantes de Chihuahua por lo llamó a las autoridades de los estados vecinos a que sumen esfuerzos para el combate de los grupos criminales.

“Reconocemos que tenemos un problema, pero no es exclusivo de Chihuahua ya que implica a otras entidades; lo ocurrido ayer en Gómez Farías fue la incursión de un grupo armado en busca de un líder criminal contrario; por ello quemaron dos casas de él y, lamentablemente al encontrarse con policías municipales, los privaron de la libertad, luego los golpearon y finalmente, los dejaron ir”, dijo.

En relación a los acontecimientos de Gómez Farías, comentó que el grupo armado buscaba al líder de La Linea de la región noroeste “El 32”: “este sujeto se desplaza en varios puntos de la entidad y no descartamos que hubiera estado ahí; recordemos que él fue detenido por la FGE y por fallas en el sistema judicial, salió y lamentablemente, provocó enfrentamientos, como en el caso de Madera”, apuntó.

El Fiscal precisó que la soliticitud al Ejército es que les regresen en total mil 832 armas que les fueron retiradas por cuestiones de fabricación, además de aquellas que la administración pasada donó por instrucción de la propia Sedena.