• Numerosos grupos de estudiantes de Jardines de niños, primarias, secundarias y bachilleratos visitan diariamente la zona arqueológica de Paquimé.
• Alumnos de la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua, capacitados por personal del museo dirigen las visitas.
• Artesanas de Veracruz muestran bordan blusas para los visitantes.

Casas Grandes, Chihuahua.- Dentro de las actividades del 4to. Festival en las Casas Grandes, numerosos grupos de niños, adolescentes y adultos realizaron recorridos por la zona arqueológica de Paquimé. Tan solo en dos días 650 personas en su mayoría alumnos de jardín de niños, primaria, secundaria y universidades acudieron tan importante sitio de patrimonio mundial y más de 600 asistieron a las conferencias y eventos culturales.

El segundo día de actividades, inició con los recorridos a las zonas arqueológicas. Desde muy temprano, decenas de pequeños del jardín de niños esperaban ansiosos iniciar el trayecto de la mano de sus maestras y bajo la guía de Perla Bustillos, encargada de las visitas. A ellos le siguieron grupos de primaria, secundaria y algunos turistas extranjeros.

Perla Bustillos explicó que el recorrido consta de 10 estaciones: El juego de pelota, la casa de los hornos, el montículo de la cruz, la organización social, la casa de los cráneos, la casa de las guacamayas, la casa de los pilares, el montículo de los héroes y el montículo de las ofrendas. Al terminar la visita a la zona arqueológica,los grupos continuaron su recorrido por el interior del museo, el cual cuenta con tres salas: Los primeros pobladores, las actividades de Paquimé y la llegada de los españoles.

Durante la tarde Catalina Martínez y Viviana Hernández, artesanas originarias de Hoeycuatitla, en el corazón de la Husateca veracruzana, compartieron con un grupo nutrido de estudiantes de bachillerato y mujeres de la comunidad, sus conocimientos en la elaboración de bordados en blusas de manta.

Estas artesanas, creadoras de arte popular,forman parte de un grupo de mujeres indígenas, denominadoXochitlatzomanih, que significa Bordadoras de flores, quienes desde hacer 15 años se reunieron y con apoyos gubernamentales lograron poner un taller de bordado de blusa tradicionales, vestidos, rebosos, camisas, servilletas, bolsas y monederos. Actualmente son 12 las mujeres que integran el taller y llevan a ferias y congresos sus productos.

Para cerrar el día el grupo de teatro Sapiens-Sapiens presentó la obra “Oración al Viento” en el patio centran del museo.