Noticias de Chihuahua.- Mientras que Chihuahua es el estado con menos informalidad en el país, con 32.3 por ciento de la población ocupada, también es la entidad más endeudada con un 9 por ciento, considerablemente por encima del Producto Interno Bruto Nacional que es del 2.9 por ciento, afirmó en entrevista la doctora Valeria Moy, directora del ‘Colectivo México, ¿Cómo vamos?’

Dijo, gran parte de la deuda que tiene Chihuahua ha sido para el gasto corriente, lo que no puede verse con buenos ojos, pero añadió que no es una problemática exclusiva del estado.

De igual forma señaló que entre los problemas que se enfrentan no sólo en el estado o país, sino a nivel mundial, está la violencia, que sin duda frena las inversiones, pues cuando no se garantiza la vida o la seguridad de las personas, automáticamente se frena el crecimiento económico, lo que trae consigo consecuencias como la migración.

*Crecimiento estancado

Para el colectivo no hay un pronóstico de crecimiento porque no se tienen todas las variables en la mano para hacerlo “y menos en un momento tan volátil del país, vienen las elecciones, el tema del Tlcan, y puede ser importante para los estados del bajío y del norte”, afirmó la entrevistada.

Dijo, Chihuahua está muy vinculada en términos de comercio, por lo que el Tlcan afectaría para bien o para mal, si las negociaciones del tratado son exitosas, “tenemos las expectativas de que sí va a poder sobrevivir el Tratado en buenos términos y esto mandaría señal de certidumbre y ayudaría a toda la parte norte del país”.

El último dato de crecimiento fue 2.3 por ciento en términos anualizados que es otra forma de presentar el PIB, para hacerlo comparable con Estados Unidos de Norteamérica y este porcentaje no es ni bueno ni malo, pues México lleva 15 años creciendo en este promedio.

Hace falta encontrar una fórmula de crecimiento para de verdad mejorar las condiciones de vida más allá de lo que únicamente se traduce como crecimiento económico.

*Empleos formales

En México la meta de empleos formales es de un millón 200 mil, “la meta sale de que la población económicamente activa se incrementa anualmente y si queremos que el país crezca, estaría ideal que se generaran estos empleos”, asentó la doctora Moy.

Dijo, se olvida que cuando una persona no consigue un empleo formal se emplea entonces en la informalidad, “y es un problema grave a nivel país, pero pese a esto la actual administración ha creado 3 millones 133 mil empleos, que es un muy buen dato, y aunque no es suficiente, es bueno, muchos de estos se han formalizado”.

Dijo que las diferencias entre un empleo formal y uno informal son abismales, pues sólo en el formal se tienen servicios como el de salud, acceso a guarderías y otros beneficios que da la formalidad laboral.

“A nivel país estamos en el 90 por ciento de la meta, y en términos estatales, a Chihuahua le ha ido muy bien en creación de empleo formal, los empleos creados de enero a diciembre del año pasado fue de 31 mil 116 empleos y la meta es de 26 mil 635, metas que se sacan de acuerdo a la dinámica poblacional de cada estado, creándose más empleos formales, por lo que está en semáforo en verde”.

*El dato espejo de la informalidad

Chihuahua es el estado que tiene menos informalidad en el país, lo que es una gran noticia, y a comparación con estados del sur como Oaxaca que tiene un 70 por ciento de informalidad en tanto que en Chihuahua sólo el 32.3 por ciento de la población ocupada. “Ha sido buena la creación de empleo formal, no se diría la ideal ni la suficiente, pero si nos comparamos con otras administraciones, se ha hecho bien”.

*Deuda pública

En este tema la información no es tan clara, pues los estados se pueden endeudar de muchas formas y no están obligados a reportar todas las deudas que tienen, por lo que es complicado entender la deuda total, señaló la entrevistada.

En este caso, como proporción del PIB, Chihuahua es el más endeudado, “yo nunca le pongo características a la deuda, nunca digo que sea bueno o sea malo, lo que es negativo es que se endeude más de lo que se está creciendo y más de lo que se puede pagar y que los recursos no se usen para fines que den un mayor rendimiento en el dinero”.

“Lo malo es que no sabemos para qué se usa, los estados se endeudan y no sabemos para qué, y no te lo dicen necesariamente, la deuda que colocan los estados a través del estados financiero formal, sin embargo no es toda la deuda, pues se pueden endeudar con proveedores, contratistas, salarios, y no lo capturan. No hay un indicador total”.

Añadió que en este tema Chihuahua ha sido criticado por la pasada administración estatal, “yo no me atrevería a decir que fue para bien o mal porque no sé para qué se usó pero sí sé que parte de la deuda se usó para gasto corriente y eso no nos gusta porque endeudarte para pagar tus gastos recurrentes nunca es bueno”.

Añadió que hace gran falta transparencia o claridad y no se sabe a dónde se va y cuál va a ser el rendimiento si se incrementa la deuda.

*El precio de la violencia

“No sólo en Chihuahua, sino en cualquier parte del país y del mundo que se viva una situación de inseguridad hay una afectación porque se detienen las inversiones; porque si no se puede garantizar la vida que es lo más elemental, tampoco se garantizan las inversiones, se frena el crecimiento económico y se ve un tema social grave, una descomposición del tejido social, la gente migra además”.

Añadió que Chihuahua tiene muchos retos pero también oportunidades, por lo que hay mucho hacia dónde avanzar, desde la ubicación geográfica que se tiene, “con orden, claridad y estructura para crecer de forma más significativa”.