“Estimados amigas y amigos, compañeros y compañeras, a la opinión pública en general:

Noticias de Chihuahua.- Los recientes golpes regresivos y autoritarios que atentan contra la autonomía y la eficacia de los órganos responsables de la procuración de justicia, así como de organizar, vigilar y sancionar los delitos electorales, obligan a asumir definiciones individuales y colectivas para la construcción de un proyecto potente que permita enfrentar con éxito los grandes rezagos y desequilibrios que tiene nuestro querido México.

Ante algunos rumores que han circulado en días recientes, aclaro que no pienso, ni debo, ni quiero participar como candidato del Frente Ciudadano a la Presidencia de la República; así se lo he confirmado ya en varias ocasiones a los dirigentes de los tres Partidos que han unido sus fuerzas en tan trascendental objetivo.

Mi razón es clara y firme: mi lealtad al Pueblo de Chihuahua, tengo un compromiso al 100% con mi querida tierra. Estoy empeñado en cuerpo y alma para sacar a mi Estado de la bancarrota y del envilecimiento que de sus instituciones hizo la administración de César Duarte y su grupo político.

Sigo y continuaré en el Gobierno del Estado de Chihuahua trabajando por los que menos tienen, y así volcar la administración pública en la opción preferencial para los pobres, porque son quienes más han esperado. Tengo una enorme responsabilidad con mi Estado, con mis paisanos y paisanas, estoy frente a una tarea monumental que me apasiona.

Acompañado de la certeza de esta postura, también se encuentra la firme convicción que tengo de que el Frente Ciudadano es la opción viable para México, y me emociona que cada vez se va consolidando más esta idea que tomó mayor visibilidad en el Encuentro Chihuahua de agosto pasado.

Fuera del frente sólo hay dos opciones que han demostrado ser perpetradoras de la corrupción y la simulación política que está ahogando al país: El régimen priista y el simulador de López Obrador; de distintas formas estas alternativas no representan el cambio democrático que requiere nuestro país, cada vez más inescrupulosas, estas opciones en métodos y formas, son la expresión de desprecio por el interés general del país.

Es momento de que México se una contra este sistema que ha permitido el florecimiento de la delincuencia organizada en el país, el envenenamiento de nuestros niños, niñas y jóvenes. Sólo habrá una forma de sacar a estas dos caras de una misma moneda y las respuestas son: un gobierno de coalición aliado con la más amplia y efectiva participación ciudadana en el ejercicio del Poder. Para eso el Frente debe responder con toda claridad al llamado que hoy le hacen destacadas personalidades de México para encarnar en los hechos su carácter ciudadano. Soy un convencido de estar abierto a impulsar opciones ciudadanas; debería destinarse como mínimo un 20% de sus candidaturas a perfiles externos.

El Frente Ciudadano debe ir más allá de la legítima y necesaria negociación de posiciones políticas entre los actores coaligantes, debe comprometerse con las mejores causas sociales, explicitar los motivos programáticos que nos motivan a unirnos a posiciones a veces tan discrepantes para lograr un cambio de régimen.

Estoy con el Frente Ciudadano, y sigo convencido de que es la opción para el País, contribuiré a él y a su éxito desde la trinchera que ocupo, y en los tiempos libres que me permita la satisfactoria tarea de ser Gobernador del Estado de Chihuahua.”

Escribío el mandatario estatal a través de sus redes sociales.