Noticias de Chihuahua

Huyen policías de municipios, vigilarán Estado y el Ejército

Noticias de Chihuahua.- Elementos de la Comisión Estatal de Seguridad y de la Policía Militar se harán cargo de la seguridad pública en varios municipios de la zona serrana, anunció el gobernador Javier Corral Jurado, al abundar en la estrategia de combate a la infiltración de grupos criminales en las corporaciones municipales.

Habló sobre el caso del municipio de Ignacio Zaragoza, en el cual ya habían tomado el control hace algunos meses y los elementos municipales tomaron los exámenes de control de confianza, pero tras los hechos violentos en la localidad, prácticamente todos renunciaron.

“El problema es la gran infiltración que tienen esas policías con los criminales, está el caso de Ignacio Zaragoza, toda la policía se fue, ya estamos de nuevo ahí”, refirió al hablar sobre un posible nuevo decreto para tomar el control de la seguridad en el municipio.

El mandatario estatal comentó que están a la espera de concretar el convenio con la Secretaría de la Defensa Nacional que permitiría tener 168 elementos de la Policía Militar en Chihuahua.

En municipios de la zona serrana, que no dio a conocer, adelantó que podrán sustituir a las policías municipales por policías estatales y militares, “esas zonas que requieren de esa presencia, un problema de infiltración muy fuerte del crimen organizado en esos municipios”.

El convenio con Sedena, dijo, está ya firmado y esperan que se concrete, pero tras una reunión el fin de semana con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que hay disposición de las fuerzas militares.

Al funcionario federal, dijo Corral Jurado, le dejó un memorándum de diagnóstico, propuestas, objetivos y acciones de los distintos niveles de Gobierno para Chihuahua.

“Tuve una buena recepción de Osorio Chong, platicamos con franqueza delimitando nuestras competencias, pero asumiendo el reto que es común a través de la coordinación, sin echar culpas para un lado o para otro”, detalló sobre su encuentro.

Una de las propuestas, abundó, es que la seguridad pública se vuelva una zona de neutralidad política, que no se vaya a medrar con el tema y hacer política partidista de ello.

Llamó a una verdadera coordinación para reforzar las capacidades de cada participante, que debe delimitar sus rangos de acción y facultades.

“No se trata que hagamos todos lo mismo, o que todos hagan de todo. La verdadera coordinación es que cada uno de nosotros cumpla cabalmente y en sincronía con los otros niveles de gobierno su propia función: que el que se encarga de la tarea preventiva haga patrullaje eficaz, efectivo, disuasivo; que los que nos encargamos de la persecución de los delitos lo hagamos con calidad, investigación, con acreditamiento ante los jueces en términos periciales; que la Federación asuma la propia tarea de investigación de la delincuencia organizada y con fuerzas federales coadyuve en operativos contra el crimen organizado, si eso lo hacemos todos, vamos a tener resultados”, detalló.