Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.- La Universidad Autónoma de Ciudad Juárez se prepara para celebrar el décimo aniversario de su festival de Día de Muertos, llamado “Muerte Mexicana, Muerte Viva”, el cual se llevará a cabo el miércoles 1ro de noviembre, con un evento que evoca a resaltar todo el atractivo y los grandes significados de esta fecha tan importante en nuestra cultura.

Para esta ocasión la UACJ tiene preparadas dos actividades que van de la mano, ambas a realizarse el miércoles de esta semana: primero la segunda edición del Desfile de las Ánimas, el cual dará inicio a las cinco de la tarde a las afueras del Gimnasio Municipal “José Luis Arroyos”, el contingente recorrerá la avenida Benito Juárez hasta llegar a la calle Carranza donde dará vuelta para llegar a Macroplaza, una vez que el desfile arribe a este recinto comenzará el festival, la hora estimada para ello son las seis de la tarde.

La Universidad extiende una invitación a la comunidad para apreciar el desfile en su recorrido por el centro de la ciudad, así como para asistir a Macroplaza para poder disfrutar el tradicional concurso de catrinas, de altares de muerto y por supuesto el gran programa artístico que se tiene preparado.

Siendo esta una ocasión especial, se contará con la participación de dos agrupaciones artísticas pertenecientes a la universidad que viajarán de Ciudad Juárez, una de ellas Las Mojigangas, una original representación teatral alusiva al día de muertos; esta suerte de títeres gigantes se habían presentado ya en esta localidad en un par de ocasiones, en el año 2013 dentro del mismo festival y posteriormente en el 2015 dentro del evento “La muerte les toca el son” también organizado por la UACJ. El segundo grupo que formará parte del programa artístico es Ruidos, sonidos y otras yerbas, en este caso se trata de un conjunto musical avocado a los ritmos latinoamericanos.

En estos diez años de existencia del festival, esta es la segunda ocasión en la cual la UACJ lo realiza fuera de sus instalaciones, trayéndolo al centro de la ciudad para compartir con la comunidad este evento que se ha vuelto una tradición para los universitarios, ya que estudiantes, docentes y personal universitario brindan lo mejor de su esfuerzo y de su creatividad para hacer posible cada uno de los atractivos de “Muerte Mexicana, Muerte Viva”.