Noticias de Chihuahua.- Los vestigios de Paquimé datan del año 700 después de Cristo. Es un asentamiento prehispánico que se estableció en la región de Casas Grandes, Chihuahua, hace más de mil 300 años.

Según estudios, la cultura Paquimé estaba compuesta por unos tres mil 500 habitantes y su principal actividad era el comercio que realizaban en del lado mexicano, en Chihuahua y Sonora, además de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado, en Estados Unidos.

La arqueóloga, Fátima Karina Gutiérrez, explicó que Paquimé “es el sitio emblemático de norte de México porque… tiene desarrollos culturales diferentes a los del sur y es el sitio más grande”.

Los habitantes de Paquimé se dedicaron al comercio, a la producción de plumas de Guacamaya, al intercambio de conchas, cerámica, sal y algunos metales, además de joyería.

Eduardo Gamboa, Arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que encontraron “artefactos que sirven para la producción de alimentos, pero también hay otros artefactos que tienen que ver con la apariencia personal de los individuos que vivieron en este lugar”.

La cultura Paquimé construyó sus viviendas con una característica especial: La puerta de entrada es en forma de la letra T.

Además, en esta zona han sido descubiertos edificios de hasta tres pisos

El arqueólogo, Jesús Eduardo Medina, detalló que “dentro de los mismos cuartos o de las mismas evidencias, pues encontramos algunas áreas que están asociadas al descanso. Por ejemplo, otras que están asociadas a la preparación de alimentos o el consumo de ellos, algunas actividades rituales”.

A mil 317 años de que se estableció Paquimé, en Chihuahua, se desconoce cómo desaparecieron sus habitantes, pero ahora forma parte del Museo de las Culturas del Norte, ubicado a menos de 300 kilómetros de la capital del estado de Chihuahua y es patrimonio Cultural de la Humanidad, desde 1998.