Noticias de Chihuahua.- En mayo cerraron la plaza de servicio social para pasantes de Medicina en Gómez Farías por la inseguridad, autoridades forzaron a estudiantes a ir, 2 días después, fueron rescatados por las balaceras.

Médicos, internos y pasantes de Medicina realizaron manifestación y pararon labores en el Hospital Central, marcharon hasta Palacio de Gobierno pero no pudieron hablar con el Gobernador o el Secretario de Salud.

Uno de los manifestantes informó las causas por las que decidieron manifestar y expresó que decidieron recurrir a la protesta tras dos meses de no llegar a ningún acuerdo con autoridades de la Secretaría de Salud.

Fueron amenazados por directivos de la dependencia estatal y por tal razón, durante la entrevista pidió no mostrar su rostro ni revelar su nombre.

De acuerdo a la información que brindó éstas son las cuatro razones por las que decidieron manifestarse:

Primero, cerraron las especialidades de Angiología y cirugía vascular, cirugía plásticas resconstrucftiva y geriatría, los médicos que las cursaban podrán terminarlas pero no abrirán plazas para estudiantes. Esto significaría retroceso para el sector salud en el estado, hace cinco años lograron abrir las especialidades y hoy las cierran, la explicación fue que no las necesitan y las cubrirán con otras áreas.

Segundo, en otras áreas de especialidad disminuyeron las plazas para médicos internistas hasta en el 50%, van a formar a menos médicos internistas que son los que en primera instancia atienden a los pacientes, lo que puede repercutir entre los chihuahuense.

Tercero, la inseguridad que sufren los médicos que van a realizar su servicio social, mandaron forzosamente a nuestros compañeros a Gómez Farías, la plaza fue cerrada en mayo por la inseguridad pero autoridades de Salud la reabrieron y mandaron a los médicos.

“Los compañeros llegaron el día lunes y el martes por la noche ocurrió la balacera donde levantaron el director del Hospital de Gómez Farías, balearon camionetas de la Secretaría de Salud y la Fiscalía General del Estado rescató y escoltó a los médicos de vuelta a la ciudad”. “Duraron dos días por la necedad de las autoridades de mandarlos en lugares con antecedentes de inseguridad”, mencionó el médico inconforme.

Cuarto, los manifestantes recibieron amenazas de directivos de la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado en suspenderlos de sus residencias o negarles la liberación del servicio social por la manifestación.

Los pasantes y médicos marcharon a Palacio de Gobierno y volverán al lunes en búsqueda del gobernador Javier Corral o el secretario de Salud, Ernesto Ávila mientras seguirán con el paro de labores.