Noticias de Chihuahua.- Un gran moño color naranja se formó en la explanada de la Plaza Mayor para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, acción encabezada por el gobernador Javier Corral Jurado, acompañado por 300 estudiantes y personal de la administración estatal.

Este año la Organización de las Naciones Unidas ha designado el lema “Que nadie se quede atrás: pongamos fin a la violencia contras las mujeres y las niñas”. El gobernador lamentó que en el país 7 de cada 10 mujeres han sido víctimas de la violencia en su vida.

Con la conformación del moño naranja se arrancaron los eventos enfocados a la prevención, concienciación y erradicación de la violencia contra las mujeres. En el evento protocolario, el mandatario estatal se comprometió a reforzar, ampliar y consolidar acciones tendientes a eliminar el feminicidio.

“Se observa que en Chihuahua, particularmente, la situación es grave. A nivel nacional somos el sexto estado en donde más se violenta a las mujeres. Y si se compara a Chihuahua con sus contrapartes de la frontera norte: Baja California, Sonora, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, resulta ser que nuestro estado tiene la peor calificación”, señaló.

Javier Corral hizo un recuento de las acciones que se emprendieron desde su llegada al poder, desde la conformación de un gabinete paritario, establecer como grupo prioritario a mujeres y niñas, donde este primer año se puso en marcha el Programa para Garantizar el Derecho de las Mujeres a una Vida sin Violencia, el Programa Institucional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, y el Programa de Educación Continua para la Prevención de la Violencia de Género y Trata de Personas.

Se informó además que en lo que va del año, el Instituto Chihuahuense de las Mujeres ha atendido a 8 mil mujeres víctimas de violencia. Se han impartido talleres, conferencias y se cuenta con grupos de atención a la violencia. Además resaltó la tipificación del delito de feminicidio.