Akronoticias.com

Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.- El presidente municipal, David Martínez Garrido, su esposa la primera dama, Cecilia Herrera de Martínez y el Secretario del Ayuntamiento, Armando Gutiérrez Sánchez, dieron la bienvenida al Nuncio Apostólico, Monseñor Franco Coppola, quien visitó la ciudad con motivo de la celebración del 30 aniversario sacerdotal y sexto de episcopado del Obispo de la Diócesis de Nuevo Casas Grandes, Monseñor Jesús José Herrera Quiñonez.

Fue alrededor de las 8 de la noche al Obispado de la ciudad, que el Nuncio Apostólico, representante del Papa Francisco en México, acompañado del Exmo. Señor Obispo, arribó a la ciudad, donde fueron recibidos por las autoridades municipales y un grupo de sacerdotes y religiosas de la diócesis.

Acto seguido se trasladaron a la Catedral de la Medalla Milagrosa, para dar inicio con los festejos preparados, donde los presentes pudieron disfrutar de un concierto amenizado por el coro “Pange Lingua” y también el cantautor, arpista y uno de los fundadores del movimiento Kairos, Luis Ku proveniente de Guadalajara, Jalisco.

Durante el evento se contó también con la presencia de Obispos de diferentes diócesis, así como sacerdotes, religiosas y laicos, quienes pudieron disfrutar de tan armonioso concierto de cánticos, así como una serie de videos titulados “Nuestra Diócesis”, en el cual se mostraban temas como la historia, cultura, religiosidad y pastoral diocesana.

Al concluir la ceremonia el representante diplomático de El Vaticano, Franco Coppola, agradeció a los presentes por tan calurosa bienvenida, dando su mensaje a los creyentes católicos y su bendición.

Finalmente se llevó a cabo una calurosa cena de bienvenida a Franco Coppola y en honor al aniversario sacerdotal y episcopado de Jesús José Herrera Quiñonez, donde el alcalde y la primera dama aprovecharon la oportunidad de hacer entrega de unos detalles como muestra del honor que representa la conmemoración de dicha celebración.

Continuando con los eventos del festejo este mediodía se celebró una misa concelebrada en la Catedral de la Medalla Milagrosa, en acción de gracias por el aniversario del ordenamiento sacerdotal y episcopal de Herrera Quiñónez, en la que estuvieron presentes obispos, sacerdotes, religiosas y seminaristas de diferentes diócesis, así como autoridades municipales y feligreses.

Durante la celebración de la palabra, Franco Coppola envió un mensaje del Papa Francisco a los fieles creyentes, “para México yo sueño que la iglesia sea una verdadera familia, una familia donde donde nadie se sienta excluido, donde todos experimenten cercanía y ternura”, expresó en nombre de Santo Pontífice.