Noticias de Chihuahua.-
Campesinos y diputados locales del Congreso de Chihuahua intercambiaron gritos y golpes, al arrancar la sesión en que se tiene programado aprobar el presupuesto destinado al campo para el 2018.

Los campesinos acusan que el presupuesto destinado de 300 millones, es desproporcionado a la labor que realizan, mientras que en otros rubros las cifras son mayores, a pesar de que la labor desempeñada es menor.

Heraclio Rodríguez, dirigente barzonista, pidió a los diputados detener la sesión, sin embargo, al no obtener atención, los campesinos pasaron la zona de público para tomar la tribuna, lo que desató el intercambio de golpes.

Los legisladores se encerraron en una sala para resguardarse, mientras los campesinos trataban de ingresar.