Noticias de Chihuahua.- El telescopio espacial Hubble de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), tomó una imagen de una tormenta de fuego generada por la creación de nuevas estrellas, la cual ilumina un extremo de la galaxia enana Kiso 5639.

La galaxia que se encuentra a 82 millones de años luz de la Tierra tiene forma plana, sin embargo, su inclinación la hace parecer un cohete, con una cabeza fulgurante y una larga cola salpicada de estrellas, morfología que le dio la clasificación de “renacuajo”.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), explica que el color rosa de la cabeza, visible en la fotografía, es por el brillo de hidrógeno, provocado por el nacimiento de nuevas estrellas con una masa equivalente a un millón de soles.

La agencia espacial estadunidense detalla que las estrellas están agrupadas en grandes cúmulos, constituidos de manera principal por hidrógeno y helio, con elementos pesados, como oxígeno y carbono. Cuando los astros mueren, estos últimos materiales se liberan y enriquecen el gas próximo.

En Kiso 5639, el gas de mayor brillo en la cabeza ostenta menos elementos pesados que el resto de la galaxia. Los astrónomos piensan que el último evento de formación estelar se dio cuando la galaxia acreció gas primordial procedente de sus alrededores.

De acuerdo con la NASA, la cola, que se extiende desde la cabeza de la galaxia y está salpicada de brillantes estrellas azules, contiene al menos cuatro regiones de formación estelar claras, las cuales parecen ser más antiguas que las de la punta.

Las observaciones fueron hechas entre febrero y julio de 2015.