Uno de los diamantes más grandes de la historia, de 910 quilates y valuado en 40 millones de dólares, fue hallado en la mina Letseng en Lesoto.

Fue en la mina Letseng, propiedad de la empresa Gem Diamonds Limited, donde se localizó uno de los diamantes más grandes de la historia.

Según detallaron, el diamante de 910 kilates no contiene impurezas de nitrógeno ni de boro. Este tipo de diamantes se presentan en menos del 1% de la producción mundial.

Tras el anuncio del descubrimiento, las acciones de Gem Diamonds subió un 13% en la Bolsa de Londres.