Noticias de Chihuahua.- La Clínica de Especialidades Dentales “Dr. Honorato Villa Acosta”, del ISSSTE en Tlatelolco, atiende mensualmente a 5 mil 500 pacientes procedentes de la toda la República Mexicana, de los cuales el 70 por ciento acuden por problemas de caries que requieren de una endodoncia.

En el marco del Día del Odontólogo, la Encargada de la Coordinación de Enseñanza e Investigación de esta clínica, Sandra Vargas, destacó que esta unidad es única en su tipo en el Sector Salud donde se brinda atención en 7 servicios de especialidad: Endodoncia; Periodoncia;Odontopediatría; Ortodoncia; Prótesis Fija y Removible, y Cirugía Maxilofacial, además de contar con quirófano donde se atiende a niños muy pequeños de difícil control y a personas con discapacidad a quienes se les da un seguimiento después del tratamiento que se les haya aplicado, dijo.

Explicó que de todos los pacientes que reciben, cerca del 40 por ciento son mujeres y 30 por ciento niños, “es decir, los hombres tiene una menor cultura del cuidado de su salud, por lo que es importante llamarlos a que acudan a su Clínica de Medicina Familiar para hacerse sus chequeos cada 6 meses y prevenir afectaciones por caries”.

Dentro de la campaña ”Febrero, mes de la salud del hombre 2018”, la especialista exhortó a este sector de la derechohabiencia a cuidar su salud bucal, remarcó que la prevención de las caries es fundamental para tener un buen estado de salud en general, ya que cuando tenemos caries ocasionada por gérmenes estos puede comprometer sistemáticamente la salud de los pacientes, pues las bacterias que se encuentran en la boca se están ingiriendo constantemente y van a todos los órganos, lo que pude ocasionar diversas afectaciones, entre ellas problemas de corazón.

El papel del odontólogo junto con la participación activa de los pacientes hace posible contar con una salud bucal óptima y así prevenir la caída de piezas dentales en la edad adulta. “En esta clínica el principal servicio dental a adultos mayores es la prótesis removible, a quienes se les da una plática previa para que sepan en qué va a consistir su tratamiento y los cuidados que van a requerir. Los pacientes de ortodoncia son de entre

5 y 10 y medio años de edad y se trabaja sobre el crecimiento de los huesos de los niños y también se orienta previamente a los papás sobre los procedimientos y cuidados, y ahí mismo se valora si los niños son candidatos al tratamiento”, puntualizó Sandra Vargas.

Respecto a la atención a jóvenes menores de 20 años, destacó que unos de los principales problemas que se atienden es el mal desarrollo en sus maxilares a través de procedimiento de ortopedia. Enfatizó que la alimentación rica en consumo de fibra en los primeros años de vida de cualquier persona es fundamental para favorecer el desarrollo de los maxilares, ya que los alimentos blandos o muy procesados como pizzas, hamburguesas y azúcares no permiten el masaje a las encías y ejercitar los maxilares, por lo que más o menos a los 20 años ya no tienen espacio para que salgan los terceros molares y son proclives a extracciones de las llamadas “muelas del juicio como se les conoce”.

“Para tener una boca sana es indispensable cepillar los dientes tres veces al día o después de cada alimento, acudir a revisiones médicas por lo menos cada seis meses. También se sugiere llevar a los niños a limpieza periódica y aplicación de flúor”, fueron algunas de las recomendaciones generales de la odontóloga Sandra Vargas, quien añadió que al menor signo de caries también es importante consultar al especialista para no comprometer la extracción de una o más piezas dentales más adelante.